Damm crece un 5% en 2015

Damm superó en 2015 los 960 millones de euros de facturación, lo que significa un aumento del 5,5% respecto al ejercicio del año anterior. La estrategia de diversificación de productos y actividades, la eficiencia productiva así como la continua apuesta de la compañía por la expansión de sus marcas a nivel internacional han sido claves para la mejora de sus resultados.

Damm (2)_

Además, a lo largo del año pasado, Damm invirtió más de 60 millones de euros como parte de su plan estratégico industrial para los próximos años. Estas inversiones industriales se destinaron a la ampliación y modernización de sus plantas de Murcia, El Prat y Santarem (Portugal), así como a la puesta en marcha de la nueva fábrica de Rodilla, y la optimización de la eficiencia de los diferentes centros de Alfil Logistics y Pall-Ex Iberia. Esta mejora competitiva garantiza una respuesta óptima de la compañía al aumento de demanda en próximos años.

La estrategia de internacionalización iniciada en 2006 continúa dando sus frutos y la compañía cerró el ejercicio de 2015 alcanzando una presencia internacional en 108 países.

El continuo avance en el proceso de internacionalización también ha influido significativamente en una evolución positiva de los resultados de la compañía este 2015, cuya actividad internacional ha pasado del 2% en 2008 al 18% en 2015.

Inversiones medioambientales

Damm también ha mantenido una continua inversión en proyectos medioambientales que contribuyen a consolidar a sus centros de producción como  referencia en el sector y a reforzar el compromiso medioambiental de la compañía en el marco de su política de responsabilidad social.

Algunos de los principales proyectos desarrollados en esta área son la inauguración de la planta de biometanización de Estrella de Levante, que tiene capacidad para generar más de 2 millones de metros cúbicos de biogás; la optimización del gramaje en las botellas de PET de Veri, siendo del 13,8% en la botella de 1,5 L; o la instalación de un sistema de recuperación de cerveza en la planta de El Prat que permite reducir las mermas de cerveza en bodegas.