Debic Culinaria Original, la nata de los chefs más exigentes

Todo chef necesita una nata para cocinar en la que confiar; también para alcanzar la excelencia. Una nata que no se corte, que no se adhiera ni se desborde. Que facilite su uso en cocina sin riesgos, tanto para la elaboración de salsas como cremas con las que realzar los más diversos platos. Una nata infalible que proporcione un resultado impecable. 

La nata Debic Culinaria Original responde a las necesidades de los cocineros más exigentes. Porque facilita el trabajo simplificando procesos. Pero también porque permite congelar y descongelar las preparaciones sin que sufran alteración alguna.
Puede recalentarse sin temor a que se corte, incluso si se recurre al baño maría.

Debic Culinaria Original Jordi GuillemEs “la nata perfecta” para nuestro Embajador, chef y asesor culinario, Jordi Guillem. El mejor prescriptor de un producto en el que ha confiado ciegamente a lo largo de su prolífica trayectoria. La misma nata que recomienda a los profesionales del sector de la restauración que recurren a su asesoría y atienden sus consejos para desarrollar propuestas con las que satisfacer al cliente.

Jordi Guillem firma un recetario con la nata de Debic

Guillem ha desarrollado una serie de recetas con las que inspirar a los que cocinan a diario y necesitan de un producto lácteo tan completo como la Debic Culinaria Original para sus elaboraciones. “Siempre elijo ingredientes que sean garantía de éxito. Al asesorar a los mejores, necesito una nata perfecta”, afirma Guillem, quien en su último recetario evidencia cómo Debic Culinaria Original marca la diferencia en las cocinas de los chefs más exigentes. 

Crema de chirivías y manzanas con tubérculos y setas; Canelones de pularda con espinacas, piñones, pasas y queso Garrotxa; Suprema de pollo rellena y con crosta de semillas y cereales; y Solomillo de ternera orgánica con salsa brillante; conforman las cuatro propuestas que Jordi Guillem firma en un recetario que ya se puede descargar en este enlace.