Dime de dónde eres y te diré qué comes

No obstante, en contra de lo que pudiera pensarse al observar los mercados analizados por NPD, los alemanes son los que más veces piden hamburguesas en sus menús, eso sí, alternándolas con ensaladas, mientras que los norteamericanos se decantan por los sándwiches y nuggets. Los ingleses prefieren los fritos, mientras que si hay algo a lo que los franceses deciden no renunciar es a los postres.

El estudio indica varias cosas. No sólo que los gustos de franceses, ingleses, alemanes, españoles y estadounidenses es, en ocasiones, son diametralmente opuestos, sino que también lo son los servicios de foodservice que se encuentran en estos países. Así, la demanda de hamburguesas o bebidas carbonatadas, indica una relevante presencia de grandes cadenas, obvia en EEUU, y considerable en Reino Unido y Alemania. En Francia y España, por su parte, muestran un mercado en el que son especialmente relevantes los pequeños restaurantes independientes, tanto de servicio rápido, como de full service. l A.I.G.