Los directivos de la restauración coinciden: la tapa es difícil de exportar

El sector de la restauración coincide: la tapa es difícil de exportar
El sector de la restauración coincide: la tapa es difícil de exportar. | Pixabay.

Para la industria española de la restauración, el mercado nacional es el que reúne las mejores condiciones para crecer y el modelo de ‘tapas’ es difícilmente exportable. Estas son algunas de las conclusiones extraídas por directivos del sector reunidos por Cushman & Wakefield en torno al Food & Beverage (F&B) Lab en el coloquio ‘España como producto nacional e internacionalización’.

Para Fernando Tendero, director corporativo de Expansión de Alsea Iberia, España es idónea para el crecimiento. “Estamos en el mejor lugar del mundo para crecer. España ya es compleja de por sí, como para pensar en otros mercados“, señala Tendero. En una línea similar se expresa Fernando Nicolás, cofundador y presidente de Grupo Larrumba, que cree que “hay que mejorar la oferta en España e ir destronando conceptos arcaicos. No apostamos tanto por aumentar el número de locales existente, sino por mejorar los que ya hay”.

Internacionalizar la restauración

En lo que respecta a la internacionalización de la industria española de restauración, los expertos también coinciden en que los conceptos que marcan la oferta española son más difíciles de exportar. En esta línea, David del Barrio, director inmobiliario de Puerto Banús, considera que “el concepto de cocina de española es más difícil de implantar” y que esto se debe “a su carácter único e inconfundiblemente identificado con la región a la que representa”, añade.

Por su parte, Juan López de Novales, socio director de inversiones de Nazca Capital, también coincide en señalar que “el concepto ‘tapas’, tal y como lo conocemos en España, es muy difícil de exportar”. Y, en términos similares se expresa Rodrigo de Bergia, director de Gestión de Activos del Mercado de San Miguel, quien considera que se trata de un modelo de mercado “difícilmente replicable, aunque es cierto que la tendencia alcista de los mercados gastronómicos por Europa y el mundo es una realidad”.

El F&B Lab de Cushman & Wakefield es una iniciativa de análisis y estudio formado por 15 directivos referentes del sector de la restauración en España. El objetivo del mismo es el de compartir tendencias, inquietudes e iniciativas de un segmento en auge en los últimos años, mediante la generación y recopilación de opiniones, datos e información relevante por parte de los diferentes actores relacionados con el mismo.