Eduardo Barrios gana el primer Tío Pepe Challenge España

Eduardo Barrios, ganador del I Tio Pepe Challenge.
Eduardo Barrios, ganador del I Tio Pepe Challenge.

El cóctel Jerezade ha sido el ganador de la final española del I Tío Pepe Challenge 2017, la competición creada por González Byass para encontrar a los mejores mixólogos del país. Se trata de una invitación a explorar la diversidad y el potencial que juegan los vinos de Jerez en la elaboración de cócteles únicos, creativos y rompedores.

Tras una intensa y reñida final, el premio ha recaído en Eduardo Barrios, de Wine Cocktail Masters, con su cóctel Jerezade. El jurado ha estado compuesto por Pedro Rebuelta, vicepresidente de González Byass y miembro de la quinta generación de la familia; Antonio Flores, enólogo y Master Blender de González Byass; Boris Ivan, International Brand Ambassador de González Byass; Óscar Guitart, sumiller de González Byass; José María Gotarda, presidente de la Asociación Española de Cocteleros; y Francois Monti, periodista especializado en coctelería y colaborador de Ginger Magazine.

Jerezade será el representante de España en la gran final del Tío Pepe Challenge, que se celebrará en las Bodegas González Byass de Jerez el próximo 17 de mayo. Asimismo, el premio de Eduardo Barrios por su victoria es una plaza para el V Sherrymaster by Tío Pepe que tendrá lugar en estas bodegas jerezanas el 6 y 7 de septiembre.

La primera edición en España de este certamen ha contado con más de un centenar de bartenders que han concursado, mostrando el interés creciente que suscita el mundo de los vinos generosos y que Antonio Flores, Enólogo y Master Blender de González Byass, ha calificado como la #SherryRevolution.

De todos ellos, diez han sido los elegidos que, tras superar un test online sobre el mundo del Jerez y presentar una propuesta de cóctel, accedieron a la gran final donde han tenido que demostrar sus conocimientos sobre estos vinos milenarios a través de tres pruebas. La primera, una recreación del cóctel clásico, Sherry Cobbler; la segunda, la elaboración de una receta propia teniendo como base los vinos de Jerez de González Byass y, para terminar, la prueba final: el servicio de Tío Pepe usando la venencia.