Eduardo Hernáiz, presidente de la Asociación de Bodegas Familiares de Rioja

Eduardo Hernáiz, propietario de Bodegas Finca La Emperatriz.
Eduardo Hernáiz, propietario de Bodegas Finca La Emperatriz.

Eduardo Hernáiz, propietario de Bodegas Finca La Emperatriz, es el nuevo presidente de la Asociación de Bodegas Familiares de Rioja por decisión unánime de la asamblea de la agrupación.

Su mandato se extenderá hasta el año 2020, en una nueva etapa que el propio presidente de las Bodegas Familiares califica de “crucial” ante los rápidos y profundos cambios que se está produciendo en el sector vitivinícola en general y en la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja en particular.

Hernáiz sustituye al frente de la asociación a Óscar Tobía, propietario de Bodegas Tobía (Cuzcurrita), quien ha defendido los intereses de la pequeña y mediana bodega familiar durante los últimos ocho años y a quien la junta directiva y la asamblea de la asociación agradecieron su labor, gestión y dedicación en la defensa de los intereses colectivos.

“Las bodegas familiares necesitamos alzar la voz y conseguir la complicidad de las instituciones y de los ciudadanos riojanos en un momento crítico en que los cambios legislativos, las directrices comunitarias tendentes a la liberalización del sector y la presión de los grandes grupos bodegueros nacionales e internacionales amenazan la supervivencia del modelo de la pequeña y mediana empresa familiar de Rioja”, afirma el presidente de la Asociación.

En este sentido, Eduardo Hernáiz recuerda que la libertad en el uso y la coexistencia de marcas comerciales en diferentes zonas vitícolas de España  y del mundo, contra la que Bodegas Familiares se opuso rotundamente, abrió un nuevo escenario en el sector que se tradujo en la fuga de inversiones desde Rioja a otras regiones y abrió también la DOCa Rioja al desembarco de grandes grupos vitivinícolas con un único, aunque legítimo, interés económico.