El 68% de los consumidores de café lo toma fuera de casa

Más de la mitad de quienes toman café en hostelería, consume una o dos tazas diarias, mientras que el 24% toma entre tres y cuatro tazas y el 21% restante declara que toma cinco o más tazas.

Por sexos, ambos consumen en la misma medida. La diferencia viene dada por el lugar. Los hombres prefieren tomar café fuera del hogar de forma más patente (54%) que las mujeres (47%).

Los tramos de edad en los que se produce el máximo consumo, contabilizando el total de consumidores, son los comprendidos entre los 35 y 65 años. Y por zonas geográficas, se desmarca claramente Barcelona y su área metropolitana, donde el 76% de los habitantes son consumidores diarios. En el lado contrario, las zonas donde la cultura del café está menos arraigada son Levante y el Norte (Comunidad Valenciana, Murcia, Albacete, País Vasco, Navarra, Cantabria, La Rioja, Burgos y Palencia).

Los principales motivos que aluden los españoles: “Porque me gusta” (67%), “Por costumbre” (17%) y “Por mantenerme despierto” (11%).

El momento favorito para los aficionados a tomarse un café fuera de casa es la mañana (63%), seguido de la sobremesa (38%) y la media tarde (29%).

Asimismo revela el estudio que en hostelería el más pedido es el “con leche” (37%) -al que son más aficionadas las mujeres-. Tras él, el solo (27%) -por el que se decantan los hombres-, el cortado (24%), el descafeinado de máquina (9%), el descafeinado de sobre (7%) y el con hielo (3%).

De lo que no cabe duda es de que en España tomar café es un acto eminentemente social, ya que el 78% del consumo se hace en compañía. l E.G.G.