El éxito de ser el auténtico Queso Manchego

Queso Manchego

En la comida de Navidad, en las reuniones con amigos o en el aperitivo de los domingos probablemente haya un plato de queso manchego en la mesa. El Manchego es uno de los quesos más conocidos y apreciados en el mundo, tanto por los consumidores como por los expertos. Este producto insignia de Castilla-La Mancha conquista por su sabor y enamora a queseros incondicionales y a los paladares algo tímidos.

Además de por su sabor inconfundible, el Queso Manchego posee determinadas propiedades que le convierten en un producto estrella. Para poder apreciar aquello que le hace único, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Queso Manchego ha dado a conocer las cualidades y elementos identificativos de este tipo de queso, fundamentales para saber distinguir el auténtico del Manchego que no lo es.

El pasado 18 de julio, una sentencia dictada por el Tribunal Supremo español realizó una interpretación amplia del concepto de evocación de una Denominación de Origen y dio la razón a la Fundación Consejo Regulador de la D.O. Queso Manchego frente a queserías que utilizaban determinados elementos en su etiquetado. La sentencia entendía que ciertos elementos figurativos, como Don Quijote, Sancho Panza, los molinos de viento o el propio territorio que evoca a las tierras de La Mancha, podía llegar a confundir a los consumidores debido a la asociación de estos símbolos a la región y, en consecuencia, al Queso Manchego.

Esta sentencia pionera también manifestó la prohibición de usar nombres que evocaran a La Mancha o que hagan pensar que el queso es Manchego cuando no lo es, y a retirar del etiquetado aquellas referencias evocadoras a esta región.

Llegados a este punto, la Fundación Consejo Regulador de la Denominación de Origen del Queso Manchego es el organismo responsable de certificar el Queso Manchego y de contribuir a la promoción genérica del producto, informando a los consumidores de sus cualidades y de la conveniencia de considerarlo como parte importante de su alimentación. Conscientes de la situación y con el objetivo de enseñar cuáles son los elementos que identifican un queso manchego, la Fundación ha puesto en marcha una campaña para explicar de manera sencilla y didáctica cómo identificar el verdadero queso manchego.

La campaña recogida bajo el mensaje “Que no te engañen” nace con la finalidad de preservar su legado de sabor y de tradición tan importante como es la de la elaboración del Queso Manchego. Esta campaña de concienciación hacia los usuarios refleja también las 7 indicaciones a tener en cuenta en el momento de la compra del Queso Manchego. 7 diferencias exclusivas que van desde el etiquetado hasta las características organolépticas -olor, sabor, textura y color- propias del Queso Manchego.

Por tanto, las diferencias que identifican al auténtico Queso Manchego formalizadas por el Consejo Regulador de la D.O. Queso Manchego son:

  • La etiqueta. El término “Queso Manchego” debe figurar en la etiqueta comercial del queso. Y en el caso de que se utilice leche cruda en su elaboración, deberá incluir la palabra “artesano”.
  • La contraetiqueta numerada que encontraremos adherida a la etiqueta comercial, con el logo de la Denominación de Origen.
  • La nueva placa de caseína que asegura que, en cada porción, tendremos el identificativo de que se trata de Queso Manchego.
  • El logo europeo como distintivo de la Unión Europea que reconoce a las figuras de calidad.
  • La maduración mínima. Elaborado con leche de oveja de raza manchega y madurado.
  • Por fuera…Corteza dura, libre de parásitos y de color amarillo pálido o verdoso-negruzco (cuando no se limpie la superficie de los mohos desarrollados durante la maduración).
  • Y por dentro…De pasta firme y compacta de color variable, desde el blanco hasta el marfil-amarillento, y su olor láctico.