El CAAE, ejemplo de labor promocional en materia de alimentación ecológica

Aprovechando la celebración en Sevilla, el pasado día 14 de junio, de un seminario sobre restauración ecológica, en el marco de Ecoinspira y del programa Emplea Verde 2007-2013 (dirigido por Jose L. García Melgarejo, director general de la Asociación CAAE), Restauración News ha pedido a Arantxa Eslava, directora de comunicación de la Asociación CAAE, que aclare algunas dudas sobre alimentos ecológicos destinados a la restauración de todo tipo.

Con la calidad y cantidad de producción ecológica que hay en Andalucía y la importante labor promocional que ha hecho el CAAE, ¿cómo es que existe la percepción en los grandes mercados urbanos de España de que no hay producto suficiente, no llega por los canales debidos o es caro?
El producto ecológico tiene calidad y hay suficiente cantidad. España es la primera productora de producto ecológico a nivel europeo y Andalucía la primera a nivel nacional tal como señalan las estadísticas del MARM. Pero siempre ha tenido una vocación exportadora, debido a que el consumo nacional era insignificante, y en la exportación tenía un mercado reconocido, por lo que el problema tal vez haya sido la distribución. No obstante, esto está cambiando poco a poco y cada vez se comercializa más en territorio nacional.

El producto ecológico no es más caro si lo asemejamos al convencional con una calidad similar; no debe compararse con uno convencional de baja calidad. Tal vez antes era más caro debido a la irregular distribución, pero cada vez más se asemeja al convencional en lo que se refiere a canales de comercialización.

¿No se está generando confusión entre lo ecológico y el km 0? ¿No puede perjudicar el que los medios de comunicación persuadan al público de que, si no es local no es de calidad?
El consumidor de producto ecológico no solo se fija en que el producto esté certificado, sino que además se interesa en la procedencia, el entorno, el medio ambiente, etc, por lo que le interesa consumir producto local en primer lugar, ya que un producto traído de fuera contamina más en su transporte que uno cuya cercanía en producción, contamina menos. Este criterio está instaurado ya en muchos países europeos; pero en España, sin embargo, no hay tanta concienciación. Hay países que exigen que el producto que nos compran no se envíe por vía aérea, ya que este transporte es muy contaminante; de ahí la certificación de Huella de Carbono, que cada vez más productos la llevan en su etiquetado.

¿Qué relación posee la CAAE con Slow Food? ¿Hay coordinación de actuaciones? ¿No se está generando la creación de micro movimientos sin vertebración de intereses de cada parte? ¿La labor en los colegios de la CAAE y la Junta coinciden en objetivos con los de Slow Food?
Slow Food es un movimiento que no tiene que ver con la alimentación ecológica; no tiene por qué tener alimentos ecológicos. En el caso que así fuera podría existir algún nexo de unión en materia de demanda del mismo. Tampoco la labor de ambas entidades, en los comedores escolares tiene por que guardar relación. Como se ha dicho antes, quizá hubiera actuación coordinada si ambas coinciden en temas de alimentos ecológicos.

¿Conocen la actuación de Slow Food con fondos de la Unión Europea actuando en colegios específicos de diversos puntos de España?
No tenemos opinión al respecto, ya que somos asociaciones independientes.

¿Por qué no se está elevando la política de alimentos ecológicos a la de desarrollo sostenible como algo integral en vez de que cada una vaya por su lado? ¿Es coherente que se fomente el uso de alimentos ecológicos en una cocina que contamina o gasta más de lo normal? ¿O que los envases no tengan el sello de la huella de carbono, con relación a su contribución, o no, al tema medio ambiental?
La norma de restauración ecológica, está basada en la norma CEE 834/2007 de producción ecológica; es una norma privada elaborada por la Asociación CAAE, en la que no se recoge que se exija la huella de carbono al producto. Sin embargo, sí se tienen en cuenta temas medioambientales en la cocina, como son el uso de los productos de limpieza que se utilizan, y siempre se dan recomendaciones en este sentido. A día de hoy, todos los restaurantes certificados cumplen con unas normas coherentes a la certificación de restauración ecológica en vigor.

¿No es muy baja la relación de restaurantes que se integran en el RAPE con relación a la oferta de alimentos ecológicos en Andalucía, por ejemplo? ¿Están abiertos a la adhesión de otros de fuera de la autonomía?
RAPE como tal no existe; esas iniciales surgieron como una iniciativa de la Consejería de Agricultura y Pesca, pero a día de hoy, como tal, no existe. Lo identifican como una red de restaurantes certificados, que iban a constituirse en asociación, pero finalmente no se llevó a cabo. La certificación de restaurante ecológico es extensible a cualquier restau rante del territorio nacional. Nos han solicitado información, pero a fecha de hoy no se ha certificado ninguno quizá por causas más allá de la propia norma.

¿Cuáles son los pasos para certificarse como restaurante ecológico?
Existe una solicitud para la certificación de restaurantes que se les entrega a aquellos que están interesados, junto con la norma que rige dicha certificación.

J. Mario Cañizal