“El canal foodservice es el más importante para nosotros y donde esperamos crecer más”

En este 2014 se celebra el centenario de la firma, hecho que está marcando no solo su manera de comunicarse y de acercarse al consumidor y cliente, sino también su manera de afrontar el presente y futuro de la compañía.

Con más de 900 trabajadores distribuidos a lo largo de los tres centros de producción y las nueve sedes nacionales, Argal apuesta en este nuevo siglo de trayectoria por la calidad, el desarrollo, la innovación, la internacionalización y por el crecimiento en el segmento horeca. Para esta nueva faceta, la compañía cuenta ya desde hace dos años con un nuevo director Comercial y de Marketing, Manuel Lorente.

Año 2014, cien de historia para Argal. ¿Cuáles han sido las claves para conseguirlo?
Creemos que la apuesta por la calidad ha sido una apuesta de éxito para la compañía. Nuestra compañía compite a día de hoy con empresas de mucho más tamaño y la clave para poder avanzar, crecer y competir ha sido esa apuesta constante por el plus de calidad.

¿Qué innovaciones o novedades preparan para celebrar esta efeméride?
Uno de los ejes de la compañía para los próximos cien años va a ser, sin duda, la innovación. En ese sentido podemos avanzar ya una primicia, enfocada al segmento retail, que son los Bocaditos, unos snacks de jamón cocido y de pechuga de pavo, dos barritas de 30 gramos que no necesitan frío y que, por tanto, nos permite ampliar enormemente las posibilidades de consumo; es muy saludable, con menos del 2% de grasas saturadas, y está pensado para amas de casa y, lógicamente, el público infantil.

Además, lanzamos también varios productos conmemorativos, como una edición centenario del Jamón Cocido Bonnatur de Argal y una edición especial del fuet Centenario.

Pero enfocando la respuesta en el sector horeca, cabe destacar la creación del Taller Argal, un espacio físico para hacer demostraciones, catas, desarrollos de producto para el cliente, un centro de creación e innovación. El Taller Argal, que nació como recurso publicitario hace año y medio, ahora se hará realidad en nuestras instalaciones de Mollerusa (Lleida). En estos momentos está todavía está en construcción, pero que estará en marcha en septiembre y a partir de ahí montaremos un calendario de actividades.

Se trataría, entonces, de un espacio para trabajar con el cliente, para el desarrollo de productos a medida.
Sí. El canal foodservice es un canal muy amplio. Nosotros lo tenemos segmentado en el bloque cadenas hoteleras, el bloque colectividades y el bloque fast-food. Simplificando mucho, evidentemente. Nuestra compañía trabaja básicamente con cadenas hoteleras, también con fast-food, pero en estos segmentos el desarrollo de producto no se produce en tanta proporción como en colectividades, sí. En este segmento hay demandas específicas de producto. Clientes que nos piden, por ejemplo, salchichas más saludables, para colectividades de colegios. En este sentido hemos trabajado, por poner un ejemplo más específico, en unas salchichas sin contenidos lácteos, con un porcentaje de grasa claramente inferior, sin glutamato… O, por mencionar otro ejemplo, con Grupo Zena, que nos ha pedido desarrollar una salsa como complemento de una receta que ellos luego desarrollan. Siempre trabajamos en continuo para el desarrollo de sus necesidades, ya que es la manera de acercarnos más al cliente.

¿Es el canal foodservice el que tiene más peso dentro de la compañía?
El canal de foodservice es importante para Argal, llevamos muchos años y nuestra vía de expansión es importante. De hecho, es donde pensamos que hay más oportunidades de negocio y el canal donde vamos a crecer más. Dentro de la compañía, de hecho, tenemos una estructura para el área de foodservice diferenciada.  

¿La internacionalización va a ser otro de los puntos clave, en esta nueva etapa?
Sí, evidentemente es uno de los ejes estratégicos de la compañía porque hay más negocio fuera que dentro. A día de hoy, el 20% del negocio deArgal se hace fuera de España, aunque nuestra aspiración es que sea del 30%, objetivos dentro del Plan Estratégico 2015. De hecho, es el canal de venta que debería aportar más facturación incremental a la compañía. En el último año hemos crecido el 12% en este segmento. De hecho, tenemos delegaciones en Francia y Alemania y estamos con presencia en 20 países.

Lleva poco más de un año en el cargo de director de Marketing de la compañía, ¿qué balance hace y qué cambios ha introducido?
Tenemos que mejorar en muchos aspectos todavía, pero soy optimista por filosofía porque hemos conseguido avanzar en muchos aspectos visibles: con el cambio de logo, con el cambio del código de comunicación con el consumidor, y con innovaciones importantes (la que ya he comentado de los snacks, y la nueva gama de ensaladas envasadas).

¿Qué retos de futuro se marca?
Tenemos muchas cosas que mejorar, pero entre los retos pendientes a destacar que nos conozcan más y mejor. La mejor manera de conocer nuestros productos es como lo hemos hecho estos últimos cien años, a través de que prueben nuestro producto, así que hay que conseguir estar en más puntos de venta. Tenemos que ser capaces de hacer llegar nuestro productos a más consumidores. También es importante que las innovaciones que presentamos ahora se conviertan en un éxito y que el peso de la facturación de los nuevos productos represente el 20%. JIsabel Acevedo