El champán, viento en popa

Con estas cifras, España se ha convertido en el noveno mercado para el espumoso francés. En los primeros puestos se sitúan Reino Unido, Estados Unidos y Alemania. En total, el país galo exportó durante el periodo referido, 137 millones de botellas, de las que 60,2 millones se destinaron al exterior.