El chef estadounidense Charlie Trotter muere a los 54 años

El chef fue encontrado en su casa de Chicago inconsciente, sin respirar pero aún con vida. Tras trasladarlo al hospital Northwestern Memorial Trotter murió tras intentos fallidos por reanimarlo. La autopsia revelará cuál o cuáles fueron las causas de su muerte.

Según sus allegados, Trotter se había retirado de la primera línea de la cocina por motivos de salud que le habían alejado de la vorágine culinaria. Una lesión cerebral, al parecer inoperable, le causaba mareos y otras molestias.

Licenciado en ciencias políticas, Trotter (nacido en Willmettte, Illinois, en septiembre de 1959) irrumpió en la escena gastronómica en 1987, cuando el chef autodidacta abrió el restaurante en Armitage Avenue.

En poco tiempo, su intensa creatividad basada en la no repetición de platos, en el empleo con mimo de los productos de temporada y en las armonizaciones de menús con vinos adecuados hizo de Trotter el restaurante del que más se hablaba en Chicago, y su fama se extendió rápidamente a nivel internacional.

En España, el cocinero expuso su trabajo en el escenario del congreso internacional Madrid Fusión.