El consumidor de refrescos busca nuevos sabores

Según Anfabra (Asociación nacional de fabricantes de bebidas refrescantes analcohólicas), en los últimos cinco años, la variedad de sabores y presentaciones ha crecido casi un 50%. Se trata, por tanto, de un mercado tan dinámico como maduro, que en 2007 creció un 1,5% hasta los 5.038 millones de litros.

Por sabores Anfabra tiene catalogados más de treinta representativos y aunque los clásicos de cola (55% de lo producido), naranja (12%) y limón (6,5%) continúan dominando el mercado, han bajado un 2% el último año. Por el contrario, crecen sensiblemente aquellas bebidas que mezclan varios sabores, cuya producción prácticamente se ha duplicado en el último año y alcanza ya un 3% del total.

Continuando con la tendencia de años pasados, destaca también el crecimiento de los refrescos sin gas y los light, que suponen respectivamente, un 15% y un 25,5% del total. En 2002 estos últimos copaban únicamente un 15% de la producción total. Las bebidas para deportistas, que han venido creciendo significativamente en los últimos años, se han mantenido estables en torno a un 4% del total.

El canal alimentación continúa siendo el más recurrente en la distribución de estos productos (65%), mientras que la hostelería abarca un 31% del mismo, perdiendo peso en los últimos años (en 2004 era un 32,4%) y otros canales, entre los que se incluye el vending, suponen el 4%. La secretaria general de Anfabra, Ana Escudero, aseguró que “es posible que este año en el canal hostelería sobre todo, haya un reflejo de la situación económica”.

Anfabra ha revelado también que un 47,5% de la producción se envasó en plástico PET, un 33% en lata y un 14,5% en vidrio.