El consumo de café fuera de casa frena su marcha

El consumo de café se ralentiza. Tanto en locales especializados como en establecimientos de foodservice en general. Así, en los 250.000 puntos de venta en los que, según indican desde Nestlé, se comercializa este producto, las ventas han descendido de los más de 99 millones de kilos de 2005 hasta los poco más de 92 del año pasado: un 7,2% menos. Como consecuencia, los coffee shops sólo han facturado un 0,1% más que el año anterior y tendrán que buscar nuevas vías de negocio.
¿Los españoles tomamos menos café cuando salimos a comer? ¿Qué factores han influido en este descenso si, por el contrario, aumenta el número de ocasiones en que los usuarios comen fuera de casa? ¿Ha influido la ley antitabaco? ¿Tendrían los puntos de venta que, si como apunta Nestlé suelen ofrecer sólo una variedad de café, aumentar la oferta para así atraer a nuevos clientes? La respuesta a estas preguntas no está muy clara, como tampoco lo está si este descenso del consumo de café en hostelería es un hecho puntual, o una tendencia que el año que viene arrojará nuevas cifras desalentadoras. Habrá que esperar a 2008 para averiguarlo.