El Corral de la Morería decide ‘bailar el agua’ a la alta cocina

Una transformación que la nueva generación al frente de El Corral de la Morería, los hermanos del Rey, Juan Manuel y Fernando, ha confiado al chef José Luís Estevan. Director de cocina de Millesime, executive chef del restaurante Lágrimas Negras (del Hotel Puerta de América, en Madrid) y jefe de cocina del Cenador de Salvador, cuando éste ostentaba una estrella Michelín, José Luís Estevan ha explicado que la transformación gastronómica de El Corral de la Morería ha durado dos años.

Un tiempo en el que se analizó la oferta y marcaron los objetivos; se elaboraron los manuales de trabajo, se procedió a la formación del personal y a la creación de los nuevos platos; se implantó la nueva carta, se realizó una mejora de la sala y la bodega, con la ayuda del sumiller Natalio del Álamo, y se elaboró la nueva carta y concepto de postres, con el asesoramiento del repostero catalán Jordi Puigvert, que ha trabajado en varios restaurantes con estrellas Michelín, como Les Cols, Alquimia o el Celler de Can Roca.

Para llevar a cabo esta revolución El Corral de la Morería ha sometido al equipo de cocina a un proceso de formación y ha incrementado su plantilla, pasando de 7 a 11 personas. También se ha renovado la maquinaria, realizando una importante inversión que ha permitido introducir las nuevas técnicas en la elaboración de los distintos platos como la cocina al vacío y a baja temperatura.

El Corral de la Morería ha recibido el premio al “Mejor Tablao Flamenco del Mundo” concedido por el Festival Internacional del Cante de Las Minas, y ha sido seleccionado en el libro “1000 places to see before you die” Nº1 del New York Times.