El Grupo Clericó se instala en el centro de Madrid

El espacio dividido en dos plantas, cuenta con un comedor en la superior, con capacidad para ochenta personas. En la planta baja se sitúa la barra donde, como novedad, se ofrecen pinchos y tapas. Cuidando su habitual decoración moderna y cálida a la vez, ofrece una carta, como en el resto de locales, escueta pero escogida, centrada en las carnes argentinas, aunque incluyendo también pescados, entrantes ensaladas… por un precio medio de treinta euros. Todo acompañado de una amplia variedad de vinos españoles y argentinos básicamente.