El grupo Santa Teresa incrementa un 13% su facturación en 2016

Santa Teresa Shop de la calle Ponzano (Madrid).
Santa Teresa Shop de la calle Ponzano (Madrid).

La empresa gourmet abulense, con más de 150 años de trayectoria en la elaboración de recetas tradicionales y 100% naturales de alta calidad, alcanzó una facturación de 12.100.000 euros el pasado año, e incrementó en un 7% su beneficio, en línea con años anteriores.

Estos resultados se han logrado dirigiendo sus esfuerzos hacia cuatro áreas clave: el proyecto de expansión de su división retail, las exportaciones, el lanzamiento de nuevas referencias y la apuesta por la innovación en los productos más consolidados, como el Membrillo Santa Teresa.

En su línea retail, la cifra de negocio ha aumentado un 40% de la facturación, destacando la puesta en marcha de un sexto local en la Calle Jorge Juan, en pleno Barrio de Salamanca de Madrid, el cuarto en la capital, alcanzando ya ocho establecimientos Santa Teresa Shop entre Ávila y Madrid.

El proyecto de expansión en régimen de franquicia continua su curso, lo que queda demostrado con la última apertura de un nuevo Santa Teresa Shop en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón. En 2017, la compañía prevé el arranque de tres nuevos establecimientos en la provincia de Madrid.

Por otro lado, las exportaciones llevadas a cabo en mercados como Japón, Alemania o Estados Unidos, que a cierre de ejercicio han supuesto un 12% de la facturación de la compañía, han contribuido favorablemente al crecimiento de la misma. A resaltar en esta área el incremento de las ventas con respecto al año anterior un 45%.

A estos factores, se suma el lanzamiento de nuevas referencias para el mercado nacional en 2016 como el Huevo Hilado Trufado o la renovación de la línea de Cremas de Verduras y Marisco. Aunque, sin duda, el producto que más ha crecido ha sido el Membrillo de Santa Teresa, que en esta campaña celebra su 30 aniversario. Pese a ser un producto que podría considerarse maduro, la diversificación de formatos y la investigación para adaptarlo a nuevos nichos de mercado ha permitido que en 2016 alcanzara un crecimiento del 10%, cifra absolutamente por encima de la media de una categoría que lleva años retrocediendo en valor.

La compañía continúa reforzando su plantilla, consiguiendo generar en 2016 un aumento neto de la plantilla del 8%, un punto más que en el anterior ejercicio, apostando en todo momento por el apoyo al empleo local.

Además, la construcción de una nueva fábrica en Ávila, permitirá a la compañía de alimentación triplicar su capacidad de producción actual, gracias a los 5.000 m2 con los que contará el nuevo edificio. A estas instalaciones, cuyas obras están previstas que finalicen en julio, se trasladarán las plantas de membrillo, huevo hilado, el obrador de pastelería y el de platos preparados. El objetivo de estar al 100% de capacidad productiva para el último cuatrimestre del año.