El grupo Tejedor pone en marcha La Máquina de la Moraleja

Coincidiendo en fecha con los 25 años de la apertura de La Máquina de la madrileña calle Sor Ángela de la Cruz, el pasado día 25 de abril se inauguró un nuevo establecimiento promovido por el Grupo Tejedor con el nombre de La Maquina de la Moraleja, que se encuentra en la misma plaza de la urbanización de La Moraleja, a las afueras de la capital.

La cocina es similar a La Maquina, potenciando los pinchos, las raciones, la plancha y los fritos, además, se han añadido a la carta algunos platos de hoy como: la ventresca de atún rojo (toro) en sashimi, el tartare de lomo de atún rojo, las tempuras de verduras o de colas de cigalas y el pichón de Bresse asado.

El nuevo restaurante situado en un entorno residencial y de negocios y en una de las zonas más representativas y exclusivas de Madrid, cuenta con una capacidad total en su interior para unos cien comensales distribuidos en dos salones y un reservado especial.

La decoración es muy actual, la fachada está construida con ladrillo visto y grandes ventanales apoyados sobre piedra de Colmenar, nada más atravesar la puerta resalta el prominente vivero de mariscos, la llamativa cerámica del piso que imita al cobre oxidado, las maderas nobles que cubren la totalidad del techo y, la carpintería de hierro y cristal, que divide los distintos salones. Todo ello con unos acabados perfectos y un equilibrio muy logrado en la combinación de los materiales, que le dan al local una gran sensación de transparencia y claridad, otorgándole un encanto singular.

La dirección de obra, el interiorismo y diseño del proyecto ha sido llevada a cabo con la colaboración de la propia sociedad y la empresa de origen asturiano DIHER-SA
La cifra total de inversión supera los tres millones de euros.

Además en época estival el restaurante cuenta con una espaciosa terraza de unos trescientos metros cuadrados montada a lo largo de toda su fachada y realizada con madera de Iroco y granito de Guadarrama, y desde donde los más de cien comensales podrán disfrutar de la comida al mismo tiempo que observar las fascinantes vistas a la sierra madrileña.

Todo ello atendido por una plantilla con más de cuarenta cualificados profesionales dirigidos por Quiko A. Simarro, que cuenta con una dilatada experiencia en los restaurantes del Grupo Tejedor. l RN