El Regajal, La bodega de las mariposas

El Regajal es una finca de más de cuatrocientas hectáreas situada al sur de la Comunidad de Madrid explotada como coto de caza, pero también para el cultivo de olivo y vid. En una pequeña bodega se realiza la vinificación y crianza del vino El Regajal, cuyo logotipo está a medio camino entre una mancha de vino y una mariposa.

No en vano, el territorio es muy popular entre los científicos por la gran variedad y cantidad de estos insectos que habitan en este ecosistema. Es una de las particularidades de esta finca de donde se obtiene uno de los caldos mejor valorados de la Comunidad de Madrid.

Los viñedos ocupan aproximadamente diez hectáreas, del total de la finca, situados a una altitud de entre quinientos y seiscientos metros sobre el nivel del mar. Las viñas se plantaron en 1998 y en 2001 se construyó una modesta pero bien equipada bodega – con un centenar de barricas y una capacidad de producción de 20.000 litros – en este terreno emplazado en el término municipal de Aranjuez. Ese mismo año se lanzó al mercado la primera cosecha. Plantadas en espaldera se pueden contemplar las cepas de Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Tempranillo y Petit Verdot que dan lugar a la posterior elaboración de este caldo adscrito a la D.O. Vinos de Madrid.

El enólogo Ignacio de Miguel, que tantos proyectos exitosos ha respaldado, asesora a esta bodega, pero en el día a día es Daniel García-Pita quien mima estos viñedos para que den el máximo de sí. El resultado es un vino de pequeña producción con crianza de trece meses en barricas de roble francés y que en el mercado ronda los quince euros por botella.

La última añada de este tinto de crianza ha sido la de 2006, elaborada con Tempranillo, Carbernet Sauvignon, Syrah y Merlot. En total se han lanzado al mercado 33.000 botellas, a las que hay que sumar trescientas Magnum. l
Elia GARCÍA

Los Vinos de Madrid viven una época dulce
Desde que en 1990 se consiguiera la D.O. Vinos de Madrid, los caldos elaborados en la Comunidad han avanzado a pasos agigantados en calidad y comercialización. En la actualidad Madrid cuenta con cuarenta y tres bodegas elaboradoras, y algo más de 12.000 hectáreas de cultivo repartidas en tres zonas, la mayor de las cuales es la de Arganda, aunque también Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias destacan como tierras productoras. En 2006 se envasaron bajo los criterios de la D.O. un total de 4,6 millones de botellas. Principalmente se han cultivado dos uvas autóctoras (Tempranillo y Garnacha), si bien algunas bodegas como El Regajal han introducido con éxito variedades foráneas.

El 70% de la producción de vinos de Madrid se queda en el mercado nacional, y el resto va a parar a Alemania, Reino Unido y Estados Unidos, principalmente. (www.vinosdemadrid.es) l