El restaurante Un Lugar estrena terraza

Se extiende a modo de carpa, como una prolongación del propio restaurante, cuyos toldos se pliegan y despliegan según la temperatura exterior lo demande. De esta manera conserva el fresco los mediodías de más calor, permite disfrutar del aire libre las noches estivales y se convierte en una oferta más cuando el verano eche su cierre, gracias también a su sistema de calefacción.