El sandwich gana terreno en Europa

No obstante, ese pulso, convertido ya casi en un clásico, se ve amenazado con tener que dar paso a un tercero en discordia: los conceptos de tipo étnico, como el kebap. Estos conceptos, nacidos para satisfacer la demanda de la inmigración, se han colocado en el mercado como cuarto rotulo, que irá creciendo a medida que las cadenas ya existentes consoliden sus estructuras.

Puntal en la UE
Por otra parte, la restauración de servicio rápido se apunta como sólido puntal de la restauración comercial en los países post-industriales de la Unión Europea, al menos por dos motivos: la progresiva disminución del tiempo para comer, donde en un clásico del slow food como Italia se ha pasado de una hora y media a sólo media, y por su oferta de comida a precios asequibles a bolsillos de capacidad adquisitiva menguante.

En el cuadro 1 puede observarse cómo en los cuatro países analizados por NPD/Crest la posición de la restauración de servicio rápido supera el cincuenta por ciento del total de la restauración comercial, llegando incluso a cifras como las de Alemania, donde ya supone el 62%.

Tal porcentaje se sustenta cuantitativamente en el cuadro 2, donde Inglaterra lidera este segmento de mercado valorado en 19.000 millones de euros, seguido de Alemania con 6.500 millones. Ambos países, representativos de un modelo de consumo fuera del hogar antagónico de países del Sur de Europa, como Italia o España, donde el mercado en cada uno de estos estados sólo supone 2.500 millones de euros.

EE. UU. lidera el sector
Sea cual sea el modulo de consumo, lo que es evidente es que el segmento de restauración de servicio rápido se sustenta en su capacidad de organización y estructuración. De ahí que las cadenas de restaurantes supongan un elevado porcentaje de la cuota de este mercado tan elevado en Alemania (67%) como en España (66%), tal como puede observarse en el cuadro 2.

Los rankings que comienzan a publicarse sobre la hegemonía de las cadenas de restauración de servicio rápido en Europa, siguen siendo liderados por el tridente americano: McDonald’s (muy destacado), Burger King y Yum!
En el cuadro 3 aparece la clasificación europea de los principales grupos en los que puede observarse lo dicho anteriormente, aunque existe un evidente esfuerzo del resto de las marcas norteamericanas por no perder posiciones respecto al empuje de las marcas europeas que además se caracterizan por su fortaleza en los países-sede o limítrofes.

En el primer caso cabe destacar el empuje de Subway y de Wimpy, además del ya previsto de Starbucks. En el segundo, cabría citar a Goody´s, en Grecia, con su influencia en los países balcánicos; el de Quick Restaurants, pivotando sobre Francia y Bélgica; los de Greggs, en el Reino Unido, o Eat Out en España.

Nuevos conceptos
Pero si hablamos de que la restauración de servicio rápido comprendería sólo burgers, sandwichs, pizzas y kebab, estaríamos mintiendo. Son los clientes, con sus distintos momentos de consumo en el espacio y en el tiempo, los que han permitido lanzar un reto a la estructura de oferta de restauración de servicio rápido, que ha sido aceptada por ésta a través del desarrollo de otros conceptos más próximos a los merit wants. Los ejemplos más claros serían los de Illy, para contrarrestar el efecto Starbucks por medio de los Expressament Illy, que prevé abrir cincuenta locales nuevos, la mitad de ellos fuera de Italia, o los bares de zumos (“Mr, Clou”) o smoothies (Alex Bars).

En lo que se refiere a España, entre los veinte primeros grupos de restauración de servicio rápido figuran tan sólo tres: Telepizza, Grupo Zena y Eat & Out, que bien pueden representar los comentarios aquí vertidos en torno a las características del sector, el posicionamiento de sus componentes y los esfuerzos por el desarrollo de nuevos conceptos. Conceptos que garantizan su nivel competitivo a base de responder con nuevos conceptos o servicios a las aspiraciones y exigencias de los clientes. l