El sector del consumo apoya la decisión de no subir el IVA

En un comunicado conjunto, las empresas del sector del consumo, alaban las intenciones manifestadas por el Gobierno español, aunque recuerdan que sigue siendo necesario instar a organismos internacionales como la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), entre otros, a que tengan en consideración los esfuerzos y ajustes que la sociedad española ya ha asumido, así como la realidad económica del país y del empresariado para evitar una posible reforma fiscal que ponga en riesgo la competitividad y estabilidad del sector y por ende el conjunto de la economía nacional.

Todas las organizaciones empresariales de la cadena agroalimentaria, comercio, distribución y hostelería (Cooperativas Agroalimentarias, FIAB, PROMARCA, AECOC, ANGED, ACES, ASEDAS, CEC, FEHR y FEHRCAREM), que representan más del 20% del PIB nacional, han advertido en reiteradas ocasiones de que una reforma en base a incrementos de la fiscalidad indirecta tendría un efecto devastador en la recuperación económica general, ya que un parón en el consumo podría arrastrar al resto de variables macroeconómicas. De hecho, una reclasificación del IVA del 10 al 21% podría reducir un 9,3% la renta disponible de los hogares, lo que equivale a una pérdida de 60.000 millones de euros.