Empresas de Restauración

Julio Roda y Juan Manuel de Simón fueron los encargados de presentar los puntos de vista de sus respectivas empresas en el I Encuentro de Directores de Compras de Empresas de Restauración. Pero, mientras que la disertación de Roda, director general de Alimentación de Pepsico, se centraba en cómo el proveedor podía ayudar al restaurador en el objetivo de encontrar productos más saludables, De Simón abordaba el tema de las claves del trato entre el departamento de Compras de una empresa, y el proveedor.

Julio Roda expuso que las tendencias actuales reflejan a un consumidor muy preocupado por llevar un estilo de vida más saludable en todos los aspectos de su vida entre los que se encuentra, por supuesto, la alimentación fuera del hogar. A pesar de que las tendencias no son unidireccionales y en muchos casos pueden, incluso, ser contradictorias. El 70% de los consumidores con edades comprendidas entre los 25 y 45 años, contemplan la salud como una de las primeras prioridades, a la hora de comer, y la restauración encuentra un nuevo competidor en entidades que antes no lo eran: las cadenas de alimentación.

Según manifestó Roda, los principales retos para la restauración pasan por entender las necesidades y deseos del consumidor y encontrar nuevas vías para afrontar estas necesidades. Y, si se tiene en cuenta que la incidencia de la bebida en España se mantiene en niveles muy similares a los de EEUU (un 69% de los tickets contemplan bebida), las compañías dedicadas a estos productos pueden contribuir a que el restaurador satisfaga esas nuevas necesidades que, desde el punto de vista de Pepsi, pasan por los refrescos de nueva generación.

Tras el coffee break le llegó el turno a Juan Manuel de Simón, que destacó la importancia del diálogo con los proveedores y de establecer una relación de confianza y cooperación con ellos. También subrayó que el sistema de compras del grupo es centralizado para las enseñas y multiformato. Y recalcó que el canal horeca ha comenzado a cobrar importancia de cara al proveedor que, con anterioridad, había subestimado a la restauración, para considerarla ahora como un gran nicho de negocio.

Estableciendo una relación de confianza, reiteró De Simón, proliferan las ventajas tanto para compradores como para vendedores. Los primeros ganan una uniformidad y mantenimiento de la calidad, así como una fiabilidad en el servicio, contratos a largo plazo y tranquilidad ante posibles alteraciones del mercado. Por su parte, los segundos cuentan con asegurarse un volumen de ventas y una rentabilidad a largo plazo, así como encontrar en los restaurantes un adecuado caldo de cultivo para el lanzamiento de nuevos productos o realizar test de consumo, entre otros pros. Las dos partes se ven beneficiadas por la implicación de sus respectivos departamentos de I+D+I, una estabilidad de precios, gracias a diversas fórmulas, o compras de oportunidad, entre otras cosas.

Octavio Llamas, moderador
Octavio Llamas, director de Marketing de Autogrill debía ser el encargado de presidir el encuentro, así como de realizar la última ponencia. Pero, primero el tráfico y después el que el debate con el representante de Zena se alargase más de lo previsto, dieron al traste con los planes iniciales. Así, los atascos de Madrid frustraron el que Llamas pudiese presidir la intervención de Julio Roda, en la que fue sustituido por Miguel de Haro, presidente de Ediciones y Estudios y editor-director de RESTAURACIÓN NEWS. No obstante, a donde Llamas sí llegó a tiempo fue a la segunda ponencia, la que corría por cuenta del Grupo Zena. Después de la intervención de Juan Manuel de Simón, comenzó un animado debate que fue alentado por Octavio Llamas, que se convirtió en el cuasi perfecto maestro de ceremonias. l