En calidad de reconocidos formadores de baristas, ¿Creen que es preciso que éstos tengan conocimientos sobre la cultura del café y aspectos sensoriales derivados de la creatividad que lleva implícita una taza de esta bebida?

Fritz Storm Master Barista y miembro de LM 100

Por supuesto. Tras mi paso por el famoso Café Europa de Copenhagen, decidí dedicarme a la consultoría sobre café tras ganar en 2002 el World Barista Championship. Viajo por todo el mundo para mejorar el conocimiento que tanto la sociedad como la hostelería debe poseer sobre la cultura de este producto. Estoy encantado, como miembro del LM 100 de Le Meridien, de poder, desde Barcelona, cambiar impresiones con el mundo de la cultura y los profesionales de la hostelería que reúne este grupo hotelero. Es “Una nueva perspectiva” tal como titulan los convocantes, el incorporar el café a tertulias sobre cultura, arte y descubrimiento. En esta visita, mi legado, tres preparaciones, quedarán en la carta del Espacio Illy del Hotel Le Meridien.

Salvador Sans Velasco Director general de Cafés el Magnífico

Una buena taza de café empieza con una buena materia prima. Si partimos de la base de un café de calidad es, sin duda, el barista el principal responsable de transformar este grano en una buena taza. El es quien sabe y debe controlar el molino, la máquina y quien debe dominar todos los parámetros de la preparación. Es misión de los tostadores y de entidades como el Fórum del Café acercar la cultura del café a todos los niveles. A los profesionales para que aprendan a trabajar el producto y al público en general para que sepan reconocer un buen café y el trabajo de estos profesionales. Es importante que los trabajadores de hostelería y restauración participen en los cursos de formación que ofrecen las empresas tostadoras y que cuando haya alguna actividad de café como una feria o un campeonato de café le dediquen algo de tiempo. En todos los casos seguro que podrán sacar ideas que les serán provechosas.