Eneko Atxa abre su nuevo espacio ENEKO debajo de Azurmendi

Eneko Atxa ha planteado con ENEKO una vuelta a los orígenes de su cocina.
Eneko Atxa ha planteado con ENEKO una vuelta a los orígenes de su cocina.

Unas escaleras y un viñedo unen el restaurante Azurmendi (3 estrellas Michelin) de Eneko Atxa y el nuevo ENEKO Larrabetzu, situado encima de la bodega Gorka Izagirre en Larrabetzu.

Se trata de un nuevo espacio gastronómico del cocinero vasco y la casa madre del concepto ENEKO que está ubicado en el lugar donde nació Azurmendi en 2005 y donde se consiguieron 2 estrellas Michelin.

ENEKO es el modelo creado por Atxa en 2016 en el restaurante del hotel One Aldwych de Londres con el que el chef quiso dar una vuelta al origen con una propuesta actual que no perdiera la base de su cocina: sabor y técnica.

Bajo la idea de “vuelta al origen”, la línea de trabajo que se sigue en ENEKO Larrabetzu se centra en una propuesta que Eneko Atxa ha definido como Sutan, que en euskera significa “a fuego” y que se refleja en 9 platos pensados para cocinarse a la brasa delante del comensal. Un menú que habla de su tierra, cultura y tradiciones, de los productores vasco y de su trabajo, y que se elabora con productos del entorno.

Eneko Atxa ha creado un restaurante acogedor y moderno, con un ambiente distendido, ya que para él ver la cara del comensal mientras cocina es una responsabilidad que exige y lleva a la perfección. Es por esto que en ENEKO Larrabetzu se cocina delante de todos aquellos que visitan su casa para hacer partícipe al comensal de todo el proceso de elaboración del plato.

Tras el traslado del restaurante Azurmendi a su actual ubicación, en lo alto de la colina, el nuevo ENEKO Larrabetzu busca volver al origen fortaleciendo la esencia de ‘la casa’. Con espacio para 65 comensales, cuenta con una cocina abierta además de un comedor privado para 35 personas. Un edificio que responde a los cánones de identidad de Eneko Atxa: la piedra, símbolo tradicional de la fuerza en la cultura vasca, y la madera, representante de la calidez y cercanía que quiere transmitir con su nuevo concepto.

Los tres espacios situados en Larrabetzu, Londres y Tokyo, que abrirá en septiembre, han sido creados por Eneko Atxa con el objetivo de dar a conocer la cocina vasca de una manera auténtica y actual.