Erlenbacher backwaren presenta las rebanadas de pastel que se comen con las manos

Se trata de una porción de pastel presentada en forma tipo sándwiches que se puede comer con las manos porque sus dos capas no se desmigajan ni se empapan.

Sandwiches que además tienen dos bases de bizcocho y un fino relleno cremoso. Hay cakewich de fresa y de chocolate. Como artículos de servicio se sirven en prácticos cucuruchos cakewich.

Estos sandwiches dulces se suministran en planchas de pastel precortadas de 19,5 por 29 centímetros; las porciones individuales miden 9 por 9 por 12,5 centímetros y tienen unos 3 centímetros de grosor.