erlenbacher lanza cuatro tartas en formato cuadrado

tartas en formato cuadrado de erlenbacher

Cremosas y refinadas con ingredientes atractivos y actuales como caramelo a la sal, skyr o maracuyá, en las nuevas porciones de tarta de nata de erlenbacher se combinan tendencias de hoy y tradición con un formato cuadrado que les da un aspecto de moda.

Así, con sus nuevas tartas la firma se dirige especialmente a la generación X. Las personas con edades entre los 40 y 54 años son nostálgicos de las tartas y planchas de nata y les gustan los sabores conocidos, pero prefieren porciones más pequeñas y ligeras. Este es el motivo principal del nuevo formato cuadrado.

Además, este nuevo aspecto otorga otra ventaja para la restauración: se pueden presentar más porciones y diferentes variedades en la misma bandeja. Asimismo, son fáciles de manejar, pues tienen una alta estabilidad (48 horas en refrigeración) y ya están precortadas, ofreciendo una mayor flexibilidad y previsibilidad.

Las nuevas tartas de nata de un vistazo

Porciones de Tarta de Fresas, Vainilla y Chocolate

Sabores populares de toda la vida con un diseño actual: Una crema de cacao con mousse de chocolate cubre una base de bizcocho de chocolate. Encima, una capa de bizcocho ligero con una fina nata de vainilla bourbon. La guinda: una crema de fresa con coulis de frutas, pinceladas de crema de vainilla, dados de fresa y lágrimas de chocolate.

Porciones de Tarta de Mousse de Chocolate

Entre dos capas de muffin de chocolate se encuentra una mousse de chocolate oscura. Se corona con mousse de chocolate blanco, adornada con chocolate blanco rallado y crema de cacao.

Porciones de Tarta de Maracuyá y Skyr

Una crema de skyr de vainilla se encuentra entre dos capas de bizcocho esponjoso. La crema consigue sus notas afrutadas gracias a los dados de melocotón y una mezcla de fruta de la pasión y melocotón. Esta explosión frutal se culmina con un glaseado amarillo.

Porciones de Tarta de Caramelo a la sal

Una crema de caramelo y pequeños trozos de caramelo cubren una base crujiente de glaseado de chocolate y copos tostados de trigo. En la parte superior, una capa de bizcocho oscuro con una fina crema de vainilla bourbon y crema de caramelo a la sal le dan un toque atractivo.