Eurocopa Austria Suiza 08 Do & Co jugará en casa

La austriaca Do & Co dará de comer a 170.000 vips durante la Eurocopa 2008 con Austria y Suiza como países anfitriones. Tal y como sucedió en el campeonato celebrado en Portugal en 2004, solo que esta vez, la firma de catering de lujo juega en casa. En total se servirá unas 250.000 comidas destinada a los miembros del programa hospitalidad corporativa, invitados de los patrocinadores y de UEFA, jugadores, voluntarios, etc…

Sólo en el partido más concurrido – la final en Viena (Austria) – Do & Co espera atender a 12.000 vips. Los clientes de los paquetes de Hospitalidad corporativa (un 22% empresas austriacas y otro 29% suizas) podrán disfrutar de un catering internacional de calidad que pone especial énfasis en las especialidades austriacas y suizas. Para dar una idea de la magnitud del evento hay que señalar que se han encargado 20.000 kg. de filetes de ternera y otro tanto de pescado fresco, habrá unos 500 cocineros y en total unos 2000 empleados.

La UEFA ha confiado por tanto la logística y el catering de altos vuelos a una compañía local, pero con amplísimo recorrido en eventos deportivos a nivel internacional, pues Do & Co es el referente en diecisiete carreras de Fórmula 1; en varios torneos de tenis, entre ellos el Master Series de Madrid; en La Copa América de Valencia; la final de la Champions League, etc… La compañía, que cuenta con más de 3.000 empleados, opera en más de veinte países.

Fuera de juego
Aparte de los vips, alrededor de un millón de enfervorecidos fans asistirán en directo a más de treinta partidos desde el 7 al 29 de junio, recorriendo ocho estadios centroeuropeos. La UEFA ha decidido en este caso dejar el catering público en manos de los actuales concesionarios del estadio del que se trate. Por ejemplo, los fans de las ciudades suizas de Berna y Basilea serán atendidos por la compañía Bell, en el último caso en colaboración con Berchtold catering. Será una oferta básica con venta de cerveza, perritos calientes, etc…

Y para los que se quedaron con las ganas de asistir a las zonas exclusivas de los terrenos de juego, el gobierno suizo y la firma de banca privada UBS se han sacado de la manga los UBS Arena. En los campos de dieciséis ciudades suizas que no albergarán ningún partido de la Eurocopa, se han instalado pantallas gigantes de video y los asistentes, en su mayoría de compañías locales de tamaño medio, podrán disfrutar de un asiento y un catering exclusivo, también responsabilidad de la firma suiza Bell, para sus trabajadores e invitados. Se espera del orden de un millón y medio.

El último peldaño de este entramado que moverán los países anfitriones, son las zonas para aficionados creadas para que los fútbol-adictos puedan ver en pantalla gigante los partidos de su equipo. En Viena, por ejemplo, para lo que dure el campeonato se han habilitado áreas en las que se esperan 100.000 visitantes al día. Habrá 53 puestos de bebida y 33 de comida que gestionarán compañías locales.

La repercusión económica indirecta en la hostelería, más allá de los escenarios de juego y zonas especiales, se prevé más que considerable. Suiza previsiblemente recibira durante esos días a 1,4 millones de visitantes extranjeros, 1,1 de los cuales se espera que hagan noche; mientras que en Austria habrá un millón más de reservas en hoteles durante esas fechas. (es.euro2008.uefa.com)
Elia García