Febe alerta de las consecuencias de una posible subida de impuestos especiales

Esta medida, unida a la subida de dos puntos que se aplicará al IVA a partir del 1 de julio, provocaría, advierte Febe, una considerable caída del consumo en una industria que ya de por sí sufre un retroceso (-12% en 2009). Febe estima para este 2010 la caída de consumo, estimada en el 10% antes de conocerse la posibilidad de incremento de impuestos, podría convertirse en un 13% si el Ejecutivo lleva a cabo la medida. Además, opina Febe, que tendría consecuencias sobre la hostelería y el ocio nocturno y en total se perderían unos 37.000 puestos de trabajo.