Reyes Giménez y Pablo Plasencia (FoodBox): «En 2022 esperamos una expansión como la de 2019»

Por Gema Boiza.

Centrado en la digitalización de todas sus marcas (en su back office y de cara al cliente), y con la mirada muy atenta y puesta en la innovación y la sostenibilidad. Así es como se encuentra a estas alturas FoodBox, dueño de las marcas de restauración Santagloria, Taberna del Volapié, Papizza, MasQMenos y L´Obrador.

El grupo, que cerrará 2021 con cerca de 200 locales operativos en todo el país, alcanzará en este ejercicio unas cifras que hacen olvidar la travesía del desierto de 2020, para acercarse a paso firme a los 90 millones de euros de facturación de 2019.

Una cantidad que la compañía confía en alcanzar a lo largo de 2022, cuando planea sumar a su red unas 40 unidades, entre aperturas propias y franquiciadas. Así lo explica a Restauración News Reyes Giménez, directora corporativa de Negocio en FoodBox, y Pablo Plasencia, director de Marca en Taberna del Volapié.

Pablo Plasencia y Reyes Giménez (FoodBox).
Foto: Pablo Plasencia y Reyes Giménez (FoodBox).

Fue precisamente en uno de estos locales, en pleno centro de Madrid y en una de las últimas y frías mañanas del pasado noviembre, cuando ambos directivos desvelaron a esta publicación que el grupo no tiene por el momento intención de ampliar su portfolio con nuevas marcas y tampoco salir de España.

Lo que sí quiere es seguir apostando por su talento interno, tal y como ha hecho con nuestros entrevistados, a quienes ha ido elevando a puestos de más responsabilidad hasta los que ahora ostentan. ¿La razón de su éxito y del éxito del grupo para el que trabajan? Ambos nos lo han contado, y nosotros lo contamos en las siguientes líneas.

¿Qué balance hace FoodBox de 2021?

Reyes Giménez (R.G.): Diría que nos ha sorprendido. Veníamos de un 2020 que, pese a que fue un año durísimo por la incertidumbre y la inestabilidad tremendas que vivimos, salimos reforzados como grupo gracias a aferramos a nuestros valores y al compromiso, implicación e involucración de todo el equipo. Hicimos más con mucho menos y de ahí extrajimos una serie de aprendizajes que en 2021 nos han ayudado a mejorar, a optimizar y a fijar una estrategia de crecimiento y desarrollo que nos ha permitido terminar por encima de nuestras expectativas. Yo diría que 2021 ha sido un periodo de transición y un año de afrontar nuevos retos con un equipo más único y comprometido que nunca.

Pablo Plasencia (P.P.): Para [Taberna del] Volapié 2021 nos ha servido para aumentar la fortaleza que tenemos como marca, con 43 locales abiertos, y para volver a estar ahí. Este año hemos podido demostrar a nuestros clientes todo lo que hemos estado trabajando y comprobar que las sensaciones, las nuestras y la de nuestro público, son muy buenas.

¿Cuáles han sido los grandes logros de la compañía? ¿Y cuáles los desafíos?

R.G. Logros, muchísimos. A pesar de seguir con restricciones de aforos y limitaciones hasta hace muy poco, estamos consiguiendo a nivel de ventas reducir el gap que teníamos en los dos años anteriores. Y estamos consiguiendo un desarrollo en aperturas que nunca habríamos podido imaginar tener este año.

¿Cómo cerrará 2021 el grupo, en términos de ventas y resultados?

R.G. En 2019 en el grupo tuvimos una facturación próxima a los 90 millones de euros, una cifra que cayó en torno a un 35% en 2020. Este año estamos recuperando bastante esa diferencia y nuestro objetivo es llegar en 2022 a las cifras de 2019.

¿Qué peso tiene Taberna del Volapié en FoodBox?

R.G. En FoodBox las marcas con mayor peso son Santagloria y Volapié, van a la par. Luego tenemos Papizza, MásQMenos y L’Obrador, pero Volapié ha tenido un comportamiento muy positivo este año. La marca nació en 2008, en plena crisis, y ahora, 13 años después, sigue ahí y está consolidada. Eso quiere decir que no es una marca de tendencia o de moda que nazca en pleno boom de otras nuevas. Es una marca que ha sido capaz de adaptarse a lo vivido.

Volapie
Foto: Taberna del Volapié.

P.P. Sin duda una de las cosas clave de Volapié ha sido siempre su capacidad de adaptación. Volapié es ocio, es diversión, es compartir, es experiencia. Volapié está muy consolidada en su segmento y en su categoría. Volapié es la respuesta a lo que la gente viene pidiendo después de lo que hemos sufrido. Somos ese compartir, ese poder estar con nuestros familiares y amigos.

¿Cuáles son los objetivos de FoodBox para 2022? ¿Qué le pide el grupo al nuevo año?

R.G. Nuestras prioridades pasan por seguir aportando valor al negocio y dinamismo, basándonos en una estrategia de crecimiento y desarrollo con nuevas aperturas, nuevas ubicaciones y mucha innovación a nivel de producto, herramientas, procesos, digitalización… En 2021 hemos creado direcciones de marca para tener una visión más global, y una dirección de operaciones para tener una más corporativa con la que unificar y gestionar todos esos proyectos que van a dar eficacia y agilidad al grupo. Eso nos va a permitir crecer de forma cualitativa y cuantitativa.

¿Cuál es vuestro plan de expansión?

R.G. Nuestro plan de aperturas va a ir en línea con el de 2019. Este año vamos a cerrar por encima de lo esperado en aperturas, y eso teniendo en cuenta que tenemos 11 obras en marcha (esta entrevista se realizó a finales de noviembre). El pasado marzo fijamos el objetivo de sumar 30 unidades al grupo, y vamos a superarlas. En 2022 esperamos ir en la línea de 2019 cuando incorporamos unas 40 unidades a nuestro negocio.

¿A qué marcas se les dará prioridad?

R.G. Nuestro foco está puesto en todas, tanto con locales propios como en franquicia.

¿Hay alguna región en la que veáis más hueco para FoodBox?

P.P. Toda España (risas de ambos). 2022 es un año que vamos a coger con muchísimas ganas porque además nuestro concepto no tiene rechazo en ninguna zona del país. Volapié está especialmente presente en la Comunidad de Madrid, donde queremos seguir creciendo, pero también queremos hacerlo fuera. ¿Dónde? Creo que las principales capitales de provincia pueden tener más de un Volapié.

¿Se plantea el grupo ampliar el portfolio con la creación de nuevas marcas o la adquisición de alguna ya existente?

FoodBox
Foto: Reyes Giménez y Pablo Plasencia (FoodBox).

R.G. Ahora mismo no. Queremos crecer con nuevas aperturas en las marcas que ya tenemos, aunque no descartamos ninguna posibilidad que surja con alguna más, siempre y cuando no canibalice a ninguna de las de ahora ni por target, ni por producto, ni por posicionamiento. FoodBox está abierta a escuchar y conocer nuevas marcas y oportunidades que puedan surgir en el sector.

¿Barajáis salir de España?

R.G. Ahora, no. Para salir de España necesitaríamos un partner que nos pueda aportar y con el que pudiéramos ir de la mano. Cada país tiene su casuística, su parte operativa y su logística.

¿Qué tipo de local buscáis para vuestra expansión?

R.G. Nuestras marcas se adaptan perfectamente a distintas ubicaciones y formatos. Sabemos que el Covid ha provocado el cierre de entre 80.000 y 100.000 ubicaciones y eso, en teoría, ha hecho que en el Real Estate haya oportunidades, aunque en la práctica y en el nivel de rentas tampoco existen grandes diferencias con respecto a antes. Hay alguna oportunidad, pero… no tantas. La prueba es que tenemos unos 20 contratos de franquicia firmados a falta de encontrar ubicación.

P.P. En Volapié tenemos muy claras las ubicaciones a las que nos podemos dirigir, y en las que somos eficientes. Es verdad que hay, pero también lo es que somos exigentes.

¿Qué perfil de franquiciado estáis buscando para vuestra expansión?

R.G. Buscamos que el interés del franquiciado por la marca por la que apueste sea pleno y su implicación sea total en el negocio. Nos hemos propuesto ser más cualitativos en cuanto a la captura de ese lead o posible inversor. Queremos que cuando se unan a FoodBox no se desentiendan de su negocio.

¿Cuál es la horquilla de inversión que se requiere para entrar en FoodBox, con la apertura de una franquicia de alguna de vuestras marcas?

Volapie
Foto: Taberna del Volapié.

R.G. Depende del local, de sus circunstancias, de cómo se encuentre el equipo técnico y la obra que haya que acometer… depende también de los metros, de si es un kiosco o centro comercial…, pero de media hablaríamos de en torno a 180.000 euros.

P.P. Lo que buscamos es la potencialidad de cada local. Tenemos locales de 100.000 euros y otros de mucha más inversión.

¿Qué cambios quiere implementar la compañía para dar respuesta al nuevo consumidor y a la digitalización que se impone en la hostelería?

R.G. ¡En esto tenemos muuuuuchas cosas que contar! En 2017 empezamos un proyecto de transformación digital en la compañía, y trabajamos sobre todo la parte del back office, la de la gestión interna, implementando herramientas para la digitalización de todos los contratos legales, para hacer la fusión de las distintas marcas, para implementar herramientas de interpretación de bases de datos, para lanzar nuevas webs… El Covid ha supuesto para el grupo una aceleración digital en la parte del consumidor. Con la pandemia hemos implementado herramientas que hasta ese momento no teníamos como el e-commerce propio o las Apps de cada marca. Ahora estamos con procesos de digitalización más ligados a nuestra gestión interna, como la de los inventarios o la de las auditorías. Queremos ganar agilidad y eficacia a la operativa del día a día.

P.P. Tenemos marcas muy dinámicas y hemos de adaptarnos a lo que el cliente nos pide. En Volapié sabemos que tenemos que estar adaptados a las nuevas tecnologías y generar un sistema de fidelización completamente nuevo. Queremos ser también más rentables en la gestión de nuestros equipos para que cada vez seamos más eficientes.

¿Cómo está evolucionando en FoodBox el segmento del delivery? ¿Qué porcentaje de ventas representa actualmente?

Cajonazo de frituras
Foto: Taberna del Volapié.

R.G. En nuestras marcas el delivery no tiene un peso muy relevante. Lo ofrecemos al consumidor porque nuestro objetivo es darle la oportunidad de encontrarnos. Por eso hemos desarrollado el e-commerce y nuestras aplicaciones, pero el peso del delivery no es alto. En porcentaje de ventas representará entre un 5% y un 10% del total. Hay oportunidades, pero va a depender mucho de cada marca.

P.P. A lo dicho por Reyes, añadiría que en FoodBox no tenemos grandes márgenes de delivery, porque básicamente nuestro valor añadido es la experiencia que se vive en nuestros locales.

La innovación es para el grupo…

R.G. Una palabra que se usa mucho todo el tiempo, y en distintas áreas de negocio. No tanto en desarrollo de producto como tal, que también se hace, sino en procesos, en herramientas, y en equipos, porque FoodBox busca el talento desde dentro. El capital humano de esta compañía es el mejor activo que tenemos.

P.P. ¡Sin duda! FoodBox es una compañía que ha demostrado desde el principio que apuesta y atrae al talento. Yo siento que FoodBox es mi familia, he crecido con ellos. En FoodBox somos muy fieles a nuestros valores y eso nos afianza como grupo y como equipo.

¿Y la sostenibilidad?

R.G. Estamos tan mentalizados de la importancia que tiene, que hemos creado un Observatorio de la Sostenibilidad interno, con el fin de estar al día de toda la información y legislación que llega a este respecto, y así analizar el impacto de todo ello en nuestro negocio. Buena parte de ese trabajo no sólo depende de nosotros, sino del que hacen nuestros proveedores y de las materias primas que utilizan.

Reyes, este 2021, a ti te ha traído un nuevo puesto en el grupo. ¿Cuál es tu misión y cuáles son tus objetivos?

Volapie
Foto: Taberna del Volapié.

R.G. Yo estaré siempre enormemente agradecida a la dirección de la compañía, por confiar en mí y por apostar por la gente de dentro. Yo empecé en FoodBox hace seis años, llevando la dirección de marketing y corporativa; después cuando se compró MasQMenos me dieron la dirección de marca, y ahora me han dado la oportunidad de llevar la dirección de negocio, con las direcciones de marca y la dirección de operaciones corporativa a mi cargo. Soy una persona muy fiel y leal a las personas que confían en mí, y a los proyectos a los que me uno. Mi reto es seguir dando valor al negocio y ver crecer y evolucionar a los equipos que tengo.

Pablo, a ti 2021 también te trajo nueva posición en el grupo. ¿Qué quieres conseguir para sentirte satisfecho?

P.P. Quiero seguir mostrando lo que somos en todo el territorio nacional, quiero que Volapié siga transmitiendo felicidad. Estoy muy orgulloso y feliz de tener la marca más divertida de FoodBox. Voy a trabajar para que mis franquiciados crezcan, y sigan teniendo la confianza que tienen en mí.

¡Más noticias sobre FoodBox aquí!