Foodtruckya, una ventana online al universo food truck

El proyecto de Foodtruckya se gestó a bordo de la Hambroneta.
El proyecto de Foodtruckya se gestó a bordo de la Hambroneta.

Hace un año empezó a operar en internet Foodtruckya.com, un portal especializado en la compraventa de estos vehículos, una guía de referencia online en torno a este nuevo mundo. Hablamos con Aitor Apraiz, uno de sus promotores.

Javier Mesa

¿Cómo empieza a operar Foodtruckya?
La plataforma está operativa desde mayo-junio de 2014, aunque previamente hubo muchos meses de trabajo. Somos dos promotores, Leire Pérez y yo, ambos diplomados de la Escuela Hostelería de Euskadi. Leire comenzó hace más de tres años a trabajar con un food truck con Q de calidad (Hambroneta) y a través de proyectos comunes en hostelería, vimos el potencial de esta nueva modalidad gastronómica y decidimos crear una ventanilla única, que aunara todos los agentes del movimiento streetfood.

¿Qué evolución ha seguido el mercado en este tiempo?
Hemos visto una evolución muy rápida y progresiva; cada vez hay más interés por este nuevo sector y se nota en la presencia de food truck, en reportajes de televisión, prensa, ferias y eventos… Como referencia, podemos decir, que hemos pasado de tener 1.000 visitas/mes a 20.000, con cerca de 125.000 páginas vistas/mes.

Foodtruckya se constituye como una plataforma online de negocio en torno al street food.
Foodtruckya se constituye como una plataforma online de negocio en torno al street food.

¿Ha supuesto 2014 un punto de inflexión en la contratación de vehículos adaptados?
Sí, por supuesto. Hay muchísimos clientes (particulares u organizadores de eventos) que cuentan con food trucks para sus conciertos, bodas, acontecimientos deportivos, ferias, festivales, campañas promocionales…

¿Qué modelos son los más solicitados?
Depende la funcionalidad o servicio que se pretenda dar; las de estética vintage (HY, Estafette, etc), o las tipo Airstream plateadas, gustan mucho, aunque hay clientes que prefieren otros modelos, con menos estética, pero más ágiles o prácticos.

¿Cuáles son los requisitos de circulación que marca la ley para estos vehículos?
Cualquier modificación debe ser realizada en carrocerías autorizadas y, como cualquier vehículo, deben tener la ITV en orden, seguro, etc.

¿Consideráis este fenómeno como un movimiento pasajero o una tendencia que se impondrá en nuestra vida diaria?
Entendemos que no se trata únicamente de una moda, porque es un movimiento que tiene muchísimas opciones o perfiles de negocio y funcionamiento. Es decir, puede ser usado por un emprendedor que encuentra una manera  de comenzar un negocio. Pero también puede ser al revés: negocios ya asentados en locales que pueden mostrar sus productos y servicios, al “gran público”, en eventos, ferias, etc. Por otra parte, al igual que ha ocurrido en otros países o ciudades como París (donde van a conceder licencias), creemos que las autoridades se darán cuenta de la evolución y se aprobarán normativas. Además, hay que tener en cuenta que los food trucks pueden ejercer de motor económico para otros sectores asociados. Cada vehículo debe contar con seguro, contactar con carrocerías, con empresas que diseñan logotipos y marcas, con viniladores, con suministradores de productos de limpieza, de alimentación, con programadores para páginas web, con asesorías jurídicas, etc. Si a esto le unimos otra serie de particularidades, como el clima o la menor inversión que supone frente a un local clásico, estamos convencidos que ha llegado para quedarse.

La presencia de estos vehículos refleja el interés por este nuevo sector.
La presencia de estos vehículos refleja el interés por este nuevo sector.

¿Cuáles son los principales núcleos de actividad del street food aparte de Madrid y Barcelona?
En la zona de Levante está cogiendo fuerza, así como en Andalucía y en Baleares, aunque en realidad, prácticamente en todas las provincias españolas ya se están organizando eventos, con presencia food trucks (campeonatos de surf, festivales de música, jornadas gastronómicas, etc).

¿Se trata de una restauración que quedará ligada a eventos y festivales al aire libre o la veremos en cualquier acera como en Estados Unidos?
Creemos y confiamos en que las administraciones vean la tremenda aportación que puede suponer para las ciudades (para los propios ciudadanos, para emprendedores, para el turismo, etc) el permitir esta nueva modalidad. Eso sí, estamos hablando en todo momento de food trucks regulados, con alta en el IAE, seguros e ITV en regla, cumpliendo las normativas sanitarias… queremos street food de calidad.

2 COMENTARIOS