Fratelli la Bufala, mozzarella y carne de búfalo italianas en el centro de la capital

La marca Fratelli la Bufala nació en 2003 de la mano de los hermanos Giuseppe, Antonio y Gennaro La Bufala, pertenece a la sociedad de restauración comercial Emme Sei y surgió con el objetivo de formar una cadena de restaurantes y pizzerías ligada a la originalidad de sus productos y a la cocina tradicional italiana. Destaca por su difusión en Italia y en el mundo de los productos derivados del búfalo como la mozzarella o la carne de búfalo; además de vinos de la Campania, o la tradicional pizza napolitana.

Anna Brescia, responsable del local de Madrid, nos cuenta el porqué decidió embarcarse en este proyecto en la capital, que se puso en marcha en junio de 2011, “conocía la franquicia y sabía que tenía varios restaurantes en el mundo, me llamaba la atención que el producto principal fuera el búfalo y todos sus derivados, así como el horno de leña que da personalidad al local. Es un producto auténtico y diferente”.

La carta
Fratelli la Bufala propone una carta compuesta de: entrantes, carne de búfalo a la brasa, pizza, pasta, ensaladas, sopas y postres; entre los que destacan platos tan característicos como: Il gran piatto de bufala, un surtido de quesos y embutidos de búfala; La Bufalata, mozzarella con verduras o Il bisticcone, un bistec de búfalo de 350 gramos a la brasa y con patatas frescas en rodajas. Cabe destacar la autenticidad de los ingredientes empleados por los chefs: el vino y todos los productos cocinados, exceptuando fruta y verdura, provienen de Italia.

Por otro lado, el restaurante dispone de cuatro cartas, una por cada temporada, en la que las recetas principales no cambian pero sí que varían alrededor de quince platos. La carta, que cambia a la vez en todos los locales del mundo de Fratelli la Bufala, está diseñada por la chef italiana Rosanna Marziale, nombrada chef del año 2011 en Italia. Además existen cursos para los chefs de la franquicia, destinados a enseñarles las técnicas para cocinar los nuevos platos.

Fratelli la Bufala ofrece de lunes a viernes menú del día por once euros, que incluye primero, segundo, pan,

bebida y postre; en el que se puede elegir entre cuatro primeros, cuatro segundos, y tres postres. Los sábados por 15,50 también hay menú similar al diario. Los domingos se tiene la posibilidad de degustar por 25 euros, un brunch variado, donde se pueden comer varios entrantes, un primero de pasta o pizza, un segundo de carne y un postre, además de la bebida. Si se come a la carta el precio puede variar bastante, yendo desde los 15 euros hasta los 30, dependiendo mucho de la bebida con la que se acompañe la comida, ya que la carta ofrece vinos italianos de hasta 40 euros.

La decoración pertenece a un formato común de todas las franquicias de Fratelli la Bufala, el diseño del local esta caracterizado por pinturas y murales coloridos, donde los dibujos de búfalos y los cuadros con los hermanos La Bufala, ocupan las paredes.

A día de hoy, Fratelli La Bufala cuenta con 95 localizaciones, diez de ellas repartidas por el mundo en ciudades como Londres, Estambul, Barcelona o Berlín. Ofrece trabajo a 1.500 personas y sirve alrededor de 12.000 cubiertos al día. JSergio López