Fuerte Hoteles, paladín del desarrollo sostenible en la Costa del Sol

El anfitrión fue Modesto Fortes Padilla, ejecutivo de compras del área hostelera de la cadena, que se encargó de atender a una docena de fabricantes y distribuidores marquistas, interesados en conocer pormenores sobre la estructura de la empresa y las características de negociación con sus proveedores.

Fortes inició su intervención citando que el Grupo Fuerte Hoteles lo creó José Luque Manzano hace cincuenta años, con capital totalmente andaluz y con actividad diversificada en el campo de la agricultura, servicios y turismo. En la actualidad, en el área hotelera regenta siete hoteles con unas 1.500 plazas así como un grupo de apartamentos de alquiler. Se estima en alrededor de 35 millones de euros la facturación en 2010, con una plantilla de quinientos empleados. Preside el grupo Isabel Mª García Bardón.

En el ámbito de la asesoría y servicios, posee oficinas en Jamaica y Panamá para la construcción de hoteles a través de We, una empresa filial en la que delega la mayor parte de actividades, no esencialmente de prestación de servicios hoteleros.

Su principal rasgo diferencial, en relación a otras cadenas hoteleras,, es una clara apuesta por la sostenibilidad, lo cual se refleja en su política de compras, que viene caracterizada por criterios tales como:
Evitar consumo de papel fabricado con cloro y coloreado.

Potenciar el consumo de productos naturales, frescos y de temporada. Casi el 35% de las compras proceden de proveedores locales que llegan al 80% si se considera que son de origen andaluz.

La bebidas que se sirven proceden de grandes envases o en su defecto en envases de vidrio evitando el plástico, difícilmente biodegradable; criterio que rige de forma análoga para la compra de alimentos donde se privilegian los envases de vidrio frente a los de metal y los de papel frente al plástico.

Evitar la compra de productos en envases no retornables, o en monodosis, retractilados… con el fin de no generar residuos innecesarios.

El período de negociación con los proveedores suele abrirse en noviembre y dura hasta febrero. En ese plazo y por categorías, el equipo de compras del hotel negocia con los principales suministradores para llegar a acuerdos firmes antes de que se cumpla la fecha límite de cierre de referenciación de mercancías y sus suministradores.

Externalización de servicios a We, filial del grupo
Otra de las características reseñadas por Modesto Fortes fue el que la mayor parte de las actividades de mantenimiento están externalizadas, preferentemente en We; una empresa de servicios que cubre las actividades relacionadas con proyectos, diseño de edificios e interiorismo, equipamientos y todo el mantenimiento que precisan los hoteles. Ello les ha permitido también trabajar para cadenas como Barceló y realizar proyectos llave en mano en lugares turísticos como Jamaica. Una de las pocas actividades que no pasan por We son las relativas a los servicios de lavandería que han confiado a Flisa (empresa del grupo Fundosa).

Tras el consabido coloquio que moderó Mario Cañizal, en representación de Restauración News, Modesto Fortes se reunió con todos y cada uno de los asistentes proveedores, con el fin de aclararles aspectos específicos de sus intereses comerciales que no encontraron cabida en el capítulo de preguntas generales relacionadas con la exposición realizada por el representante de Fuerte Hoteles.

Fue una reunión donde prevaleció ante todo la filosofía del desarrollo sostenible que tan rápidamente está llegando a los hoteles en España y que hacía recordar una de las frases que José Luque García, consejero delegado de Fuerte Hoteles, citó en una conferencia impartida en junio: “En nuestra empresa pensamos que muchos clientes consideran que parte de su experiencia debe ser no sólo el servicio y las instalaciones (calidad), sino también la eficiencia energética (menor huella ecológica), autenticidad y comportamiento responsable”. JRN