Furgourmet, un negocio que arranca

Furgourmet basa su modelo de negocio en el alquiler de foodtrucks para eventos.
Furgourmet basa su modelo de negocio en el alquiler de foodtrucks para eventos.

Este negocio de food trucks es cosa de dos. Es cosa del matrimonio formado por Esther Fernández y Rubén Rojo decidido a “acercar esta vieja institución americana a nuestro país”.

Javier Mesa

Y quieren hacerlo arrancando un negocio propio, Furgourmet, una empresa de alquiler de furgonetas vintage para eventos como ferias gastronómicas, bodas, fiestas de empresa, cabina de disc-jockey, catas/degustaciones, photocalls, presentaciones de marca, publicidad… así como “a cocineros con un proyecto ilusionante y de calidad gastronómica que deseen participar en los cada vez más numerosos eventos de comida callejera y gourmet”.

Después de convivir con el street food en el continente americano y comprobar la fuerza con que se asimilando en Europa y en nuestro país, estos dos jóvenes emprendedores se decidieron a poner en marcha su negocio: “La cultura, gastronomía y nuestro clima encaja a la perfección con esta propuesta y decidimos lanzarnos a esta aventura”. Y aunque su primera furgoneta llegó apenas una semana antes de escribirse este reportaje, “el teléfono y el email no dejan de echar humo desde hace meses”.

A la hora de ponerse en marcha, Esther y Rubén destacan como el principal escollo el poco apoyo que reciben por parte de las aseguradoras “a la hora de dar ciertas coberturas a vehículos de esta antigüedad, así como el desconocimiento general de este nuevo modelo de negocio”. Sin embargo, ellos no pierden la fe en un concepto que “cuida el origen y la elaboración de los productos y los combinan con una puesta en escena diferente y divertida”.

Esther y Rubén, emprendedores unidos en el matrimonio y el food truck.
Esther y Rubén, emprendedores unidos en el matrimonio y el food truck.