Grandes posibilidades para la restauración en centros de ocio

La mesa encargada poner de manifiesto la cada vez mayor relevancia de los La Restauración en Centros de Ocio estuvo moderada por Rosa Mar Guisado, de la compañía Capricho Andaluz. La acompañaron los ponentes Marta Gargallo, de Expo Zaragoza 2008, Cesar Foyedo, de Parques Reunidos, Javier Rodríguez, de Grupo Paradís y Gabriella Pagella, que acudió en representación de Cunard, naviera poseedora del trasatlántico Queen Mary 2.

Tal y como señaló Marta Gargallo, la restauración en un centro de ocio es “una necesidad, un servicio” en el que hay que tener en cuenta múltiples factores como la introducción de contenidos temáticos que aporten atractivo. “Incluir en la oferta de un parque de atracciones una mayor variedad de productos especiales, como helados o golosinas, puede convertirse en factor de éxito para una de las principales fuentes de ingresos de un centro de ocio”, dijo Cesar Foyedo. “Las posibilidades de hacer algo y que el cliente lo perciba como positivo son muy amplias en un centro de ocio”, explicó Javier Rodríguez, durante su intervención, al ahondar en la experiencia de Paradís gestionando los servicios de restauración del Hipódromo de Madrid.

En el caso especial de la restauración en el mar, dijo Gabriella Pagella, “los elementos que se encuentra el pasajero tienen tal diversidad que el crucero se convierte en sí mismo en una unidad vacacional, en la que no tendría que ser necesario atracar en puerto alguno” aunque también hay que tener en cuenta las especiales medidas de seguridad que hay que adoptar, ya que cualquier indicio de contaminación, un virus, etc., supondría la cuarentena para la totalidad de los integrantes del crucero: tripulación y pasaje.l