Grupo Café Saigón prepara la reapertura de Tsé Yang Villamagna

Un año y medio después de su cierre por obras en el hotel Villamagna que le daba y le seguirá dando cobijo, el restaurante oriental Tsé Yang se dispone a reabrir sus puertas el 5 de diciembre “sin cambiar nada de lo esencial en su carta. Mejoraremos cosas como la decoración, la puesta en escena y a lo mejor secciones nuevas en la carta, pero nada más”, afirma Miguel Ángel garcía, director de Operaciones del Grupo Café Saigón, compañía propietaria de Tsé Yang.

Al mismo tiempo que se produce la reapertura del restaurante en un Villamagna recién remodelado, cesará la actividad del restaurante homónimo situado hasta ahora a las puertas del Hotel Meliá Castilla (Madrid), tras haber cumplido con éxito su misión de mantener en alto la bandera de Tsé Yang en la capital de España durante el año y medio que han durado las obras del establecimiento original. El acuerdo de “alojamiento” entre restaurante y hotel tiene una duración inicial de diez años.

El “nuevo” restaurante, que ha supuesto una inversión de medio millón de euros, será básicamente al anterior idéntico. Al frente de la cocina del establecimiento continuará el chef Liu, si bien en un primer momento contará con la implicación muy directa de Kam Hoi, jefe de cocina de todo el Grupo Café Saigón. Su capacidad será de 66 asientos, atendidos por una plantilla de unas 22 personas, entre los siete de cocina, los doce de sala y tres más en el office. El precio medio seguirá en torno a los 55 euros, “puede que la media suba un poco respecto al momento del cierre, pero eso será sólo debido a los nuevos platos y a aquellos cuyo ingrediente principal haya subido mucho en este año y medio”, justifica García.

De este modo, Grupo Café Saigón recupera su particular joya de la corona. “A lo mejor no es el restaurante que más ingresos reporta al grupo, ya que ese papel creo que lo cumple mejor Café Saigón, pero Tsé Yang sacan unos números muy bonitos en cuanto a costes, márgenes, etc.”, manifiesta el director de Operaciones.

Grupo Café Saigón
Cuando se produzca la reinauguración, este grupo restaurador recuperará de alguna manera su estructura original, tras haber dejado atrás el acuerdo que le vinculaba con el Hotel Villaitana de Benidorm, para gestionar el restaurante La Colonial. El Grupo está formado por las enseñas Tsé Yang, de la que hay sendos restaurantes en el Casino de Madrid e inminentemente en el Hotel Villamagna; Café Saigón, con un establecimiento en Madrid y otro en San Sebastián; Le Dragon, con un restaurante en Madrid; y Furama, que explota un establecimiento en el centro comercial Príncipe Pío de Madrid.

Con estas cuatro marcas el grupo consigue llegar a prácticamente todos los perfiles de público. Tsé Yang es la de mayor nivel, mientras que Café Saigón y Le Dragón, con un ticket medio de unos 35 ó 40 euros, se dirigen a un nivel medio alto de clientela. Furama, con un ticket en torno a los 20 euros, es el más asequible de todos ellos. En ningún caso se ha planteado la franquicia como posible vía de crecimiento.

Miguel Angel García estima que la facturación conjunta del grupo asciende a una cantidad entre los seis y los siete millones de euros en el último año. “Es posible –reconoce- que en estos últimos meses haya bajado el volumen de ventas de nuestros locales, pero estamos solventando bastante bien las dificultades recurriendo a promociones puntuales y, sobre todo, a un estricto control de los gastos”.

El director de Operaciones aclara inmediatamente que ese control de costes nada tiene que ver con recortes en la calidad de los productos ni del nivel de servicio, “está más relacionado con ajustar las plantillas y prescindir de elementos superfluos a lo que es el propio servicio de restauración, como los circuitos de cámaras y cosas por el estilo”.

García explica que Grupo Café Saigón no tiene existencia en el Registro Mercantil, sino que es una marca creada para dotarse de una cierta identidad única. Cada gama de restaurantes es explotada por una sociedad diferente en la que siempre participamos los mismos cuatro socios, si bien con porcentajes diferentes en cada caso. Actualmente, los cuatro socios del grupo son el vasco-taiwanés Pedro Li, el jefe de cocina Kam Hoi, la empresa suiza Tsé Tang International, creadora del concepto y de los primeros establecimientos en Ginebra, París y Nueva York, y el propio Miguel Angel García.l