Grupo Saona abre su primer local urbano en Barcelona

La compañía valenciana Saona celebra la esperada inauguración de su segundo local barcelonés bajo la enseña principal sobre la que se ha construido un grupo de 28 restaurantes. Está ubicado en pleno Eixample (en el número 131 de la calle Aribau, entre Rosselló y Còrsega) y, tras su llegada al centro comercial La Maquinista hace solo unas semanas, el nuevo Saona urbano se erigirá como el buque insignia del grupo en la capital catalana.

Saona
Foto: Gonzalo Calvo, presidente del Grupo Saona.

La apertura representa un paso más en la aceleración del crecimiento de la compañía y se propone conquistar a los barceloneses con el espíritu joven, saludable y mediterráneo de su propuesta culinaria. “Para nosotros, Barcelona siempre ha sido un reto especial. Nos hace mucha ilusión tener la oportunidad de brindar algo distinto a uno de los puntos neurálgicos de la gastronomía catalana. Esperamos tener una buena acogida por parte de los barceloneses y gustar tanto como lo hacemos en Valencia o Madrid”, ha declarado Gonzalo Calvo, presidente del grupo.

La fórmula del éxito de sus cuatro marcas (Saona, Turqueta, TagoMago y QuickSaona) responde a un concepto de restauración casual que combina platos de raíces mediterráneas elaborados a base de ingredientes frescos y de calidad con una cuidada decoración y una firme apuesta por la relación calidad-precio. “En Saona hay propuestas para todos los gustos y un formato de carta cerrada. Los clientes antes de venir al restaurante ya saben lo que se van a gastar”, explica Gonzalo.

Saona, un restaurante con esencia mediterránea

El nuevo restaurante de calle Aribau cuenta con un espacio de más de 450 m2 y un equipo de cerca de 20 personas. Tiene una capacidad de más de 150 comensales y ofrece servicio de comidas desde las 13h y de cenas desde las 20h. Este estreno eleva a 28 los establecimientos de la cadena, que ya cuenta con 17 establecimientos en la Comunidad Valenciana y 9 en Madrid.

Saona
Foto: Saona.

Grupo Saona surge con la idea de crear un concepto único y alternativo de restaurante fundamentado en cuatro pilares: un esmerado interiorismo inspirado en su amor por el Mediterráneo, una amplia variedad de platos saludables capaz de satisfacer a todos los gustos, una atractiva relación calidad precio y un servicio impecable y cercano.

Tal y como sostiene su alma máter: “con una sonrisa, el plato está más bueno. Y es que la clave de todo es conocer y entender el paladar del cliente, él es el verdadero jefe de la empresa, quien debe mandar e imponer sus gustos.”

Un departamento de I+D+i para mejorar sus platos

La compañía tiene previsto seguir abriendo locales en la península, especialmente en núcleos en los que todavía no tiene presencia, con el objetivo de seguir apuntalando su posicionamiento de referencia en el panorama gastronómico casual de cocina mediterránea. El ambiente del restaurante, basado en la autenticidad de las sensaciones y el estilo de vida mediterráneos, es cálido y acogedor y transmite la esencia de Saona, la cala de Formentera que da nombre al grupo y en la que Gonzalo Calvo guarda valiosos recuerdos personales, puesto que allí conoció a su mujer.

Saona
Foto: Saona.

La innovación es un pilar fundamental en Grupo Saona, por eso desde el año 2017 cuenta con un departamento de I+D+i en el que varios cocineros trabajan cada día para crear nuevos platos y mejorar los ya existentes. “En Grupo Saona elaboramos platos tan sabrosos como saludables. Por eso únicamente utilizamos las mejores materias primas y cuidamos al máximo los procesos de elaboración para que, además de eficientes y sostenibles, garanticen siempre  el mejor producto en la mesa”, afirman desde la compañía.

¡Todas las novedades del Grupo Saona aquí!