Hablan las colectividades

Jorge Ibáñez
Director de Compras de Sodexo

¿Cómo ha llegado hasta su actual modelo de distribución? ¿Por iniciativa propia? ¿Pactada con el proveedor? ¿Condicionada por éste?
A día de hoy tenemos un modelo de distribución mixto. Por un lado, todo aquello que va en frío, tanto positivo como negativo, lo estamos centralizando con un operador logístico puro, que nos da servicio en nuestras dos áreas más representativas, la zona centro y la este.

En relación a la alimentación seca, tenemos una logística compartida con nuestros mayoristas. Por un lado negociamos productos en origen que posteriormente son distribuidos por ellos y además les compramos productos por ellos negociados.

Para la logística de frío, hemos llegado por iniciativa propia, viendo que este modelo que seguimos aplicando en Alimentación Seca dejaba de tener recorrido con los proveedores de productos perecederos.

¿Está satisfecho con el servicio que le prestan actualmente sus distribuidores? ¿Qué reconocería como virtudes y qué como defectos?
Si, estamos satisfechos con el servicio que nos prestan actualmente los distribuidores..

Virtudes: una vez conocen tus modos de funcionamiento el servicio es aceptable. Nos permite gestionar el coste logístico en función de los parámetros que lo condicionan y nos aseguramos que el producto que necesitamos es el que finalmente reciben nuestros unidades.

Defectos: cuando rompen stock de alguna referencia, les cuesta reaccionar, dejándonos sin servicio de esa referencia y normalmente si previo aviso. La relación entre las unidades y el proveedor está más regulada (días de entrega, horas de pedido, sistemas informáticos de uso obligado) y eso genera tensiones.

¿Cómo quisiera que los distribuidores prestaran sus servicios dentro de cinco años? ¿Qué pediría prioritariamente resolvieran, dada su complejidad presente y/o futura?
Debido a nuestro tipo de negocio, tienen que ser conscientes que una ruptura de producto o sustitución del mismo sin previo aviso o confirmación por nuestra parte, nos provoca una serie de problemáticas operativas en los centros, de las cuáles no parecen ser muy conscientes.

Deben ser más proactivos en las preparaciones de nuestros pedidos, procurando que todo lo que se haya pedido se sirva en tiempo y forma. Para ello sus sistemas de información y control tienen que estar perfectamente alineados con los nuestros. Por otra parte, la necesidad de estandarización y planificación por parte de las unidades son clave para que las relaciones en un modelo logístico como el nuestro sean más fluidas.

Pedro Puerta
Responsable de Logística de Compras de COMPASS GROUP

¿Cómo ha llegado hasta su actual modelo de distribución? ¿Por iniciativa propia? ¿Pactada con el proveedor? ¿Condicionada por éste?
Nuestro actual modelo de distribución es fruto de la larga experiencia de Eurest en este mercado y de la combinación entre la optimización de los volúmenes de compras con la proximidad y la calidad en el servicio. Es la culminación de un proceso que ha pasado por diferentes fases, desde pequeños acuerdos locales, regionales y finalmente nacionales, en combinación con un proceso de concentración y especialización en las compras, sin olvidar que la normativa de trazabilidad nos aconsejaba modificar el modelo de suministro que teníamos vigente para garantizar la adecuación y el cumplimiento de la misma y asegurar a nuestros clientes los máximos estándares en la materia.

La iniciativa ha sido siempre propia, y en algunos aspectos, hemos sido incluso “pioneros” en nuestro canal por las soluciones adoptadas. Contábamos con la experiencia de nuestro grupo, con diferentes soluciones y modelos adoptados en otros países, especialmente en Gran Bretaña y los principales países europeos, que fueron de gran ayuda en las fases iniciales del modelo, pero incluso a nivel interno España se han adoptado soluciones logísticas que eran novedosas y que a día de hoy se están estudiando y planteando como soluciones del grupo en otros países.

Con respecto a los proveedores, con los que estamos trabajando han sido siempre colaboradores, en algunos casos muy estrecho como se podrá ver en la próximas Jornadas Internacionales de Restauración, pero en ningún han condicionado nuestro modelo.

¿Está satisfecho con el servicio que le prestan actualmente sus distribuidores? ¿Qué reconocería como virtudes y qué como defectos?
En nuestro modelo de distribución actual actúan varias compañías y cada una de ellas hay aspectos que están más conseguidos y otros que hay que trabajar más, en gran parte dependiendo de la experiencia y el conocimiento mutuo y el engranaje entre todos los elementos de la cadena, el cual se va obteniendo de manera continua y es en gran medida fruto de la experiencia, pero creo que el modelo actual que tenemos nos da un nivel de servicio que cumple con satisfacción los objetivos que teníamos, lo cual no da una buena base de partida para mejorarlo y buscar nuevas soluciones que aporten más valor a la cadena.

Dentro da las virtudes creo que la aportación principal es el control: control de calidad, control de costo, control de stock, control de la materia prima, control de las compras …..

¿Cómo quisiera que los distribuidores prestaran sus servicios dentro de cinco años? ¿Qué pediría prioritariamente resolvieran, dada su complejidad presente y/o futura?
Yo creo que estamos en un momento importante en lo que a la distribución en nuestro canal se refiere. Los procesos de concentración que se han iniciado se van a acelerar (la crisis puede sacar a algunos operadores del mercado, y los que queden deben de buscar la fuerza de la unión) y la aparición de grandes operadores europeos es mas que segura.

Creo que los principales factores a resolver son por un lado la cobertura, es necesario que en el mercado en que estamos los modelos de distribución lleguen a todos los puntos, Por otro lado, es necesario que las soluciones, si bien pueden tener una inspiración en soluciones pensadas para otros canales, estén diseñadas específicamente para éste, buscando la adaptación de tecnologías procesos modernos y eficientes, pero focalizadas y dirigidas al canal específicamente.

César Solé
Director de Compras de Serunión

¿Cómo ha llegado hasta su actual modelo de distribución?
El modelo con el que trabajamos es fruto de la iniciativa propia.

¿Está satisfecho con el servicio que le prestan actualmente sus distribuidores? ¿Qué reconocería como virtudes y qué como defectos?
El nivel de satisfacción en un proceso tan incipiente no puede ser todavía valorado, pero espero que alcance una cierta madurez en el corto plazo.

En líneas generales, la capacidad de poder trabajar capilarmente es para nosotros una virtud. Como defecto, veo precisamente lo contrario, la rigidez en el servicio y la pobre y lenta capacidad de reacción ante contingencias.

¿Cómo quisiera que los distribuidores prestaran sus servicios dentro de cinco años? ¿Qué pediría prioritariamente que resolvieran, dada su complejidad presente y/o futura?
Sería bueno que acabaran convirtiéndose en operadores logísticos y que pudiéramos comprar nuestros productos “a la carta”.

Sería interesante que, de cara al futuro, trabajaran en el desarrollo de flujos administrativos, en el uso normalizado de herramientas ofimáticas y en el desarrollo de productos específicos para nosotros, el sector de la restauración colectiva.