“Hay que acelerar la implantación de sistemas de gestión de la seguridad alimentaria”

Ceinal (pertenece desde el año 2000 al grupo de laboratorios de alimentación Silliker) fue fundada en 1974 y se dedica a colaborar con las empresas alimentarias de todo el mundo aportando soluciones prácticas y eficaces para la mejora de la calidad y seguridad de los alimentos. Todo ello se articula a través de un sistema de gestión acorde con las normas ISO 9001, ISO 17025, EN 45001, EN 45004 y EN 45011. Entre sus trabajos destaca la auditoría que realizó a todos los suministradores de alimentos en las Olimpiadas de Barcelona’92, y la reciente creación de los análisis sensoriales, a través de los cuales realizan verdaderas radiografías sensoriales de los alimentos. Su director general, Josep Mestres, ingeniero Agrónomo y profesor de la Escuela Superior de Agricultura de Barcelona (UPC), nos explica qué es Ceinal y qué son los análisis sensoriales.
¿Qué tipo de servicios realiza Ceinal?
La infraestructura en recursos humanos, materiales y organizativos nos permite prestar una amplia gama de servicios, entre los que figuran la realización de análisis físico-químicos, microbiológicos y sensoriales; el asesoramiento en seguridad alimentaria, diseño higiénico, legislación, etiquetado y cuestiones científicas o tecnológicas relacionadas con los alimentos; la implantación de sistemas de gestión de la seguridad alimentaria y de calidad; la realización de estudios de vida comercial; la formación en calidad y seguridad alimentaria; la evaluación de establecimientos, la realización de auditorías, etc.
¿Cuál o cuáles son sus principales clientes?
Nuestros servicios son utilizados tanto por pequeñas empresas como por grandes grupos multinacionales. Nuestra cartera de clientes está formada por empresas de todos los sectores de la industria y la distribución alimentaria y de la restauración.
¿Cuáles son los servicios que más frecuentemente les solicitan desde el sector de la restauración y la hotelería?
Las empresas están preocupadas por cumplir la normativa sanitaria y por asegurar la inocuidad de los alimentos que sirven, para colaborar con estos objetivos llevamos a cabo planes de control, auditamos los diferentes aspectos relacionados con la calidad y la seguridad alimentaria, impartimos cursos de formación de manipuladores y técnicos, y respondemos a consultas sobre la legislación alimentaria, diseño, implantación y seguimiento de sistemas de seguridad alimentaria (APPCC…), control de la seguridad alimentaria de los alimentos servidos, tecnología, etc. También, muchas empresas se interesan por otros servicios como análisis sensorial, composición nutricional, vida útil de ingredientes en procesos de retención, vida comercial de los alimentos, validación de equipos, operaciones y procesos, etc.

Los requisitos de higiene y seguridad alimentaria van avanzando día a día ¿Hasta qué punto llegaremos? ¿Somos más rigurosos que el resto de países europeos?
El consumidor es muy exigente y cada vez pide más. Por esta razón, las empresas agroalimentarias y las administraciones públicas deben continuar aumentando las garantías de seguridad de los productos. No porque sean insuficientes, sino para dar respuesta a las exigencias crecientes por parte del consumidor final.

La legislación en materia de seguridad alimentaria se elabora a nivel de la Unión Europea, por lo que los requisitos de higiene son similares en toda la UE.

Tras las crisis alimentarias mundiales (vacas locas, gripe aviar, etc.), ¿cómo han aumentado los sistemas de seguridad y análisis?
Estamos ante un fenómeno curioso, pero no por ello menos real. Vivimos el momento de la historia en el que los alimentos son más seguros pero, paradójicamente, el consumidor tiene la percepción que los alimentos son menos seguros que antaño. La recuperación de la confianza de los consumidores pasa por una política de comunicación adecuada que les haga llegar la verdad de la seguridad de los alimentos que consumen. l