Heladerías, éxito todo el año

La superficie mínima del local puede ir de los 16 metros cuadrados a los 150, ya que los formatos de establecimiento pueden variar sustancialmente: Carritos, Kioscos, tienda take-away, tienda de urbana, tienda de temporada.

Nueve cadenas de franquicias se reparten el mercado, con unos 360 establecimientos (cifras de 2004. En 2005 se cifraban más de 400), el 90% de los cuales operan con esta fórmula. En general, se trata de locales pequeños y ubicados en centros comerciales. El líder en número de establecimientos fue en 2004 la cadena Häagen-Dazs , con 76 locales; seguido por la cadena Farggi, con 65 locales; La Ibense Bornay, con 64; y Carte d’Or, con 60 locales. En 2005 se proyectó la apertura de 60 nuevos locales, de los que 12 correspondían a Farggi, 12 a Ben & Jerry’s, 12 a Carte d’Or y 6 de Flanela y 6 más de Häagen-Dazs. El sector espera un crecimiento anual del 26% aproximadamente.

La facturación de las cadenas de heladerías rozó los 72 millones de euros en 2004 (sobrepasó los 84 millones en 2005), de los que cerca de 28,8 millones -el 40% del total- correspondían a las cadenas especializadas en el desarrollo de la categoría “superpremium” o “superior”. El mercado sigue dominado por grandes multinacionales, como Häagen-Dazs (de General Mills) y Unilever Foods (Ben & Jerry’s, Carte d’Or y Gino Ginelli), aunque en el mercado tienen una gran importancia también empresas como Farggi, controlada por la familia catalana Farga. Una cifra similar, cerca también de los 70 millones de euros, es lo que se habría estimar para el resto del sector heladero que posee pequeños locales, aunque no constituyen una cadena de franquicia heladera como tal, comercializando básicamente el helado artesano.

En cuanto a las principales cadenas en España, destacan las siguientes: l

Unilever Ben & Jerry’s, Gino Ginelli, Carte d’Or
Unilever Foods (Frigo) comercializa en la actualidad Ben & Jerry, Gino Ginelli y Carte d’Or. Aunque ya han pasado más de 75 años desde su fundación en la ciudad de Barcelona, desde 1973 Frigo forma parte del grupo Unilever en España y, desde entonces, es la compañía líder en el sector de helados en España. Frigo ofrece una extensa gama de productos adaptados a los diferentes consumidores. En consumo “Fuera del Hogar” está presente, con presencia en miles de puntos de venta bajo la marca Frigo, líder absoluta en el mercado nacional de helados.

El nuevo lanzamiento de la marca Frigo, partiendo de un nuevo posicionamiento de modernidad y diversión, supuso un cambio de imagen y logotipo adaptados a todos los envases y medios de comunicación, una nueva campaña de publicidad, lanzamiento de nuevos productos y desarrollo de nuevos sistemas de ventas. En el helado de Impulso, Frigo lidera el mercado con marcas como Magnum, Cornetto y Solero, además de contar con productos clásicos como Calippo, Frigopié y Minimilk. Las heladerías continúan siendo el segmento del mercado de helados con mayor crecimiento. En este sector, Frigo ofrece a sus clientes distintas fórmulas de negocio que se han consolidado como un rotundo éxito. Frigo también ha retomado su apuesta por el canal de restauración con una gama específica de postres helados bajo las marcas Frigo y Carte d´Or, y mayor nivel de actividad de marketing en la personalización de ofertas.

Carte d’Or comercializó 6,44 millones de litros en 2004, lo que representa un 14% de los 46 millones de litros totales que Unilever produjo en España.

Unilever también es la encargada de la introducción en España de la marca de helados superpremium norteamericana Ben & Jerry’s. La marca no es tan solo reconocida en los mercados donde ya opera por la excelente calidad de sus helados, en los que destacan las curiosas combinaciones a base de crema de helado, grandes tropezones y salsas, sino también por su fuerte implicación en causas de carácter social en las comunidades donde vende sus productos. La primera heladería Ben & Jerry’s se inauguró en Barcelona en diciembre de 2001, y en el año 2005 ya existían más de 32 heladerías en las principales capitales españolas. En 2004 obtuvo una facturación de 5,8 millones de euros, de los que un 35% se registraron en heladerías y el 65% en tiendas. En este ejercicio alcanzaron los 2,5 millones de euros de inversión, que repitieron en 2005, ya que mantuvieron su política de expansión. l

General Mills Iberica (Häagen-Dazs)
La enseña más importante de este grupo es Häagen-Dazs, especializada en la categoría superpremium, que posee una mayor cantidad de nata en el producto que la categoría premium. Häagen-Dazs, que llegó a España en 1992, ha realizado en 2005 un cambio de imagen de todos sus establecimientos en España. El nuevo formato corresponde a líneas establecidas inicialmente para la heladería de Rambla de Catalunya de Barcelona. Cuanta con un mobiliario más moderno y vanguardista.

Häagen-Dazs nació en 1921 de la mano de Reuben Mattus, que vendía sorbetes de frutas y helados con un carro de caballos. Hace unos cuarenta años Häagen-Dazs fue registrada como compañía. A mediados de los años 70 comenzaron a abrirse las primeras heladerías Häagen-Dazs hasta llegar a las aproximadamente setecientas tiendas Häagen-Dazs que hoy en día se extienden por todo el mundo. Actualmente, Häagen-Dazs es la marca número uno en ventas de helado “superpremium” por todo el mundo.

En España, Häagen-Dazs facturó en 2004 unos 25.5 millones de euros. l

Giangrossi
Es una de las pequeñas cadenas de helados artesanos que, aunque su tamaño es menor que las anteriormente mencionadas, su proyección de futuro es interesante. La cadena de heladerías Giangrossi, desarrollada por el grupo argentino Apóstrophe, prosigue, por ejemplo, con su rápido crecimiento que extiende una nueva concepción de heladería. Si el año 2004 inauguró su primer local en Madrid, ahora ya cuenta con media docena de locales operativos en España. Uno de los últimos establecimientos en abrir es el de Barcelona, en el Centro Comercial Illa Diagonal. Este es el primer establecimiento que la compañía abre en Cataluña, aunque a lo largo de 2006 espera abrir otros cuatro locales en la capital catalana.

Apostando por un ambiente vanguardista y por un nuevo concepto en la venta de helado, Giangrossi contará con más de 35 sabores elaborados por el maestro heladero Osvaldo Ballestrino en base a ingredientes naturales. Además de la oferta de helados, los locales de Giangrossi ofrecen una carta de dulces, salados y cócteles, todo de elaboración propia. Además, Giangrossi ha fijado su mirada en Portugal, Marruecos y México. Para 2008 espera contar con 13 establecimientos, lo que le implicará una inversión de 12 millones.

Farggi
(Farggi)

Dentro de la categoría superpremium destaca también la cadena Farggi, propiedad del fabricante de helados y pastelería Lacrem, filial del grupo familiar catalán Farga. Lacrem está controlada al 100% desde 2003 por Farga, tras adquirir el 32% que poseía 3I Europe PLC. La empresa Farga fue creada en 1957 por Jesús Farga, mientras que el registro de la marca de helados Farggi se realizó en 1970. En 1993 se inaugura la primera tienda Farggi Tub’s & Icecream. Actualmente, la compañía prevé un crecimiento anual del 10% y alcanzar el centenar de locales en los próximos años. Farggi posee diferentes tipos de tiendas: quioscos, tiendas de temporada, tiendas urbanas y tiendas en centros comerciales. Sus establecimientos ofrecen una alta gama de productos que va desde servicio de helados hasta bollería y pastelería de salón de té, pasando por productos de invierno como el chocolate a la taza de distintas procedencias o por una gama completa de sandwiches. Farggi comercializa su producto en un 50% en hostelería, un 15% para el sector de la alimentación y un 35% para tiendas. La facturación de Lacrem en 2004 fue de 24 millones de euros, de los que 16 correspondieron a su facturación como cadena. Mientras que el año 2005 lo acabó con una red de 75 locales, 12 de los cuales están ubicados en Portugal. l

Flanela Helados
Flanela Helados es una cadena de heladerías especializadas que parte del tradicional helado argentino para conseguir un postre artesanal de fabricación propia. La enseña nace en el año 2002 de la mano de Coffee World Franchising, un importante grupo empresarial sevillano con una dilatada y variada experiencia en el sector de la restauración. El holding andaluz está integrado por diversas empresas, entre las que destacan las cadenas de franquicia Café de Indias y Flanela Helados, una gestora de obras de locales temáticos, una plataforma logística y de compras propia y otros negocios de restauración.

El negocio originario y marca estrella del grupo es Café de Indias, un concepto diferente de coffee-shop que recrea la época de intercambio comercial con las primeras colonias de ultramar. Tras el éxito de esta experiencia, en el año 2000, la empresa andaluza decidió diversificar su línea de negocio con la puesta en marcha de Flanela Helados.

En la actualidad, Coffee World Franchising distribuye sus helados a través de los once locales Flanela Helados –uno propio y diez franquiciados- que tiene operativos en España, así como a través de diversos puntos de venta ubicados en los locales Café de Indias. El grupo ha invertido este año 140.000 euros en renovar la imagen de sus heladerías y dotarlas de una imagen más impactante y moderna.

Flanela Helados registró una facturación de 1,5 millones de euros en el año 2004, lo que representa un incremento del 25% respecto al año anterior. La cadena contaba con una plantilla de 80 empleados al cierre del pasado ejercicio. La facturación media de un establecimiento Flanela Helados ronda los 240.000 euros. Flanela Helados prevé la apertura de diez heladerías anuales. l