Hostelería con aroma de café

El índice de crecimiento de enseñas de coffee bar en nuestro país, ha alcanzado el 50% en el período 1999-2005, en el que se han pasado de 12 a 24 enseñas franquiciadoras, con más de 545 establecimientos operativos en total, en estos momentos. A estos, deben sumarse las cafeterías de varias cadenas, los establecimientos en régimen de licensing y join venture y miles de cafeterías independientes. Juntas configuran una oferta de más de trece mil establecimientos.

En este marco, los coffee-bar representan el segmento con mayor índice de especialización. Se trata de locales pensados entorno al café. La mayoría comparten como denominador común una oferta más o menos amplia de cafés de origen, así como de bebidas preparadas con este producto. La decoración y el ambiente, junto a la calidad del producto y del servicio son otros de los atractivos de estos negocios. Son muchos, también, los que ofrecen a sus clientes la posibilidad de comprar el café en grano o molido para llevárselo a casa.

De hecho, los coffee bars han establecido un nicho de mercado propio y se han convertido en lugares de encuentro, de reunión, a los que los clientes, entre ellos muchos jóvenes, acuden no sólo para degustar café, sino también para, conversar, leer… En este contexto, las enseñas se han visto obligadas a ampliar su oferta y servicios. Esta adaptación a los nuevos tiempos se ha materializado en la mayoría de los casos, en forma de ampliación de carta, a la que han incorporado desde sándwiches a ensaladas pasando por bollería o incluso, en determinados casos, platos combinados. Gracias a ello, y a la puesta en práctica de técnicas propias de la restauración moderna, la franja horaria de actividad en estos establecimientos se ha visto ampliada notablemente, y actualmente abarca, desde el desayuno hasta la cena.

Cadenas y franquicias
Desde la aparición de la primera cadena de coffee bars, Il Caffè di Francesco en Barcelona el año 1992, hasta ahora, el número de enseñas y locales se ha incrementado notablemente. Las que menos, mantienen ritmos de crecimiento sostenido y las que más incrementan año tras año el número de establecimientos. Tal es el caso, de los líderes del mercado, Jamaica Coffee Shop, creada en 1995, y con un parque de cafeterías de 103 establecimientos, 33 de ellos propios y setenta franquiciados, y unas expectativas de crecimiento en este año 2006 de 14 nuevas aperturas. Dos de estas, tendrán lugar en China, concretamente en las ciudades de Hangzhou y Shangai, donde en acuerdo con un master local se pondrán en marcha sendos locales pilotos, el primero de los cuales el próximo 24 de abril. En el periodo 2007-2010 el ritmo de aperturas previsto por Jamaica Coffee Shops se sitúa entorno a los 15 nuevos locales por año, lo que supondría 45 nuevas cafeterías en este intervalo de cuatro años.

Pero como hemos dicho, las expectativas de crecimiento no se limitan a los líderes, sino que se extienden a la mayoría del sector. La enseña ilerdense Kroxan, por ejemplo, inició su actividad franquiciadora en el año 1994 y hoy ya cuenta con 41 establecimientos, 38 de ellos franquicias y 3 propios. Las previsiones para este año se sitúan entorno a los 10 nuevos locales y en el periodo 2007-2010 esperan alcanzar el medio centenar de establecimientos nuevos. Esta enseña basa su oferta en un concepto pluritemático, de café, bocadillos y croissants, disponibles en todas las franjas horarias de consumo. La idea es atraer no solo clientes en las horas típicas para una cafetería, sino ser una alternativa, por ejemplo, en la hora de la comida. Café de Indias es otro excelente ejemplo de cadena de cafeterías en plena expansión. La enseña andaluza, propiedad del grupo que gestiona también las heladerías Flanela, cerró el año 2005 con 50 locales, de los que seis son propios y el resto franquiciados. En su gran mayoría estos se ubican en Andalucía, aunque ya hay locales de esta enseña en Valencia, Madrid, Galicia y Extremadura.

Café del Mercado, por su parte, es una de las enseñas franquiciadoras más nuevas del panorama actual. Si bien inició su actividad en el año 1999, no es desde el pasado año que se ha puesto en marcha el sistema de franquicia. Cuentan con 11 establecimientos propios y 2 franquiciados, siendo sus principales áreas de influencia, la zona norte del país. Este año 2006 prevén un mínimo de 4 inauguraciones e incrementar de 4 a 5,5 millones de ? la facturación. Buena parte de la personalidad de esta enseña se debe al empeño de sus creadores, un grupo de experimentados profesionales del sector hostelero que quisieron recuperar con este tipo de establecimientos la atmósfera de los cafés clásicos.

Experiencia
Si Café del Mercado es una de las enseñas más nuevas, Cafés Caracas es una de las más firmas más antiguas. Esta cadena, que no franquicia, ofrece desde hace 52 años en sus locales simultáneamente el servicio de venta y degustación de cafés. Anterior, incluso a Cafés Caracas, son las cafeterías Bracafé, la más antigua de las cuales fruto del encargo recibido por Germán de Erausquin y Olabarrieta de parte del Gobierno de Brasil para la representación en España de sus cafés con motivo de la celebración de la Exposición Universal de Barcelona del el año 1929. Desde entonces el local del número 2 de la calle Caspe de la capital catalana está operativo. Actualmente la firma cuenta con 24 establecimientos, 22 de ellos franquiciados y dos propios.

Otra empresa que igual que Caracas ha rechazado el sistema de franquicia y ha optado por la cadena para crecer, es Café & Té, que desde la inauguración de su primer local en Madrid en 1993 hasta la fecha han puesto en marcha 73 establecimientos.

A medio camino de la franquicia y de la cadena, se encuentra el joint venture firmado entre el Grupo Vips y la americana Starbucks. Desde su puesta en marcha en España el año 2002, la enseña ya ha abierto 48 locales -28 en Madrid, 16 en Barcelona y 4 en Sevilla-. Sus locales están pensados para degustar el café con la mayor comodidad posible y entre los objetivos de la enseña es convertir sus establecimientos en el “tercer lugar”, un sitio especial a medio camino entre el trabajo y el hogar. Para ello ofrecen a sus clientes la posibilidad de conectarse a Internet, una esmerada selección musical, y la posibilidad de permanecer sentado en un sofá durante horas mientras se degusta un café y se lee un libro. l