Hotdoks, la primera bocadillería gourmet que ofrece salchichas y frankfurts de carne ecológica certificada

Después de meses colaborando estrechamente con productores cárnicos e investigadores alimentarios, Eduard Gràcia, gerente de Hotdoks, lo ha logrado: una salchicha, un frankfurt y una butifarra elaborados con carne cien por cien ecológica certificada por el Consejo de Producción Agraria Ecológica (CCPAE).

En la carta de sus restaurantes se presentan como gran novedad la “Salchicha del país ecológica”, un bocadillo elaborado con salchichas del país de carne cien por cien ecológica certificada, con sofrito de tomate natural y cebolla; el “Frankurft ecológico”, un bocadillo elaborado con Frankfurt de carne cien por cien ecológica certificada, servido con brotes tiernos de lechuga y tomate; la Butifarra ecológica, un bocadillo elaborado con butifarra de carne cien por cien ecológica; El “Chérif”, salchicha XL elaborada con carne ecológica certificada y servida con salsa mostaza a la antigua; y la “Catalana”, bocadillo de butifarra ecológica con judías secas y una picada de ajo y perejil con aceite de oliva. Y es que, aunque parezca fácil, conseguir estos platos no ha sido una labor sencilla.

Eduard Gràcia ha trabajado estrechamente con sus colaboradores y proveedores para conseguir que estos deliciosos bocadillos no perdieran ni un ápice de su sabor original, muy al contrario, que estuvieran, si cabe, más gustosos gracias a la calidad de las carnes con las que se elaboran. “En Hotdoks queremos hacer felices a nuestros clientes, por eso hemos incorporado cinco nuevas salchichas elaboradas con carne cien por cien ecológica, son salchichas más auténticas, gustosas, con un sabor extremadamente bueno, salchichas que nunca antes las han podido probar”, explica Eduard Gràcia.

La carta de Hotdoks se complementa con otro tipo de productos como sándwiches, ensaladas, platos combinados y bocadillos gourmet. Todos y cada uno de los bocadillos y de los platos de Hotdoks están elaborados con productos de alta calidad, seleccionados por exigentes criterios que responden a la filosofía de ofrecer alimentos recién hechos y que mantienen sus propiedades organolépticas. En las propias palabras de Eduard Gràcia, “Hotdoks Fast Casual Concept es una bocadillería moderna, basada en un concepto diferente, porque además de utilizar productos de alta calidad en la elaboración de nuestras exclusivas recetas artesanas, ofrecemos productos sin gluten, aptos para vegetarianos, bajos en calorías, y recetas tradicionales y autóctonas”. Por estos motivos, la cadena ha merecido este año la acreditación AMED, que certifica a los establecimientos que promocionan la Dieta Mediterránea. De hecho, insiste Gràcia, nuestra misión es “proporcionar a nuestros clientes, que quieren comer rápido y nutritivamente, la posibilidad de acceder a una dieta mediterránea, de gran calidad, a través de su producto estrella, el bocadillo, utilizando productos nutritivos y saludables en la elaboración de todas nuestras recetas y haciendo un esfuerzo en ofrecer un precio de venta al público muy competitivo”. Otra de las pruebas de ello es que en la carta de Hotdoks se destacan con un distintivo aquellos bocadillos o platos elaborados con aceite de oliva virgen extra, o aquellos que no contienen gluten.

Hotdoks, comida rápida pero muy saludable
Sin dejar nunca de ser un establecimiento de comida rápida, Hotdoks se ha ido posicionando estos años en un segmento cada vez más en boga: el de las bocadillerías gourmet. Hotdoks es un concepto de negocio que nació de la mano del joven empresario Eduard Gràcia, director del proyecto, pero bajo el paraguas del Grupo Electroges, empresa familiar asentada en Barcelona con una larga trayectoria empresarial relacionada con el sector de la restauración barcelonesa. Tras varios años de gestación, y viendo que era necesario cubrir un nuevo nicho del mercado hostelero, el de las bocadillerías de calidad, el Grupo desarrolló la rama Electroges Restauración con el objetivo de impulsar un “ilusionante proyecto”, en palabras de Gràcia: el de las salchicherías Hotdoks. Así, en 2006 inauguraron el primer local en la calle Sants (número 236), en el corazón del Barrio de Sants de Barcelona. Dos años más tarde, y después de un largo proceso de perfeccionamiento, abrieron el segundo local en el Paseo Fabra i Puig; y a finales de 2008 tuvo lugar la tercera apertura, de nuevo en la calle Sants, esta vez en el número 126. En todos los locales de Hotdoks también se tienen en cuenta parámetros de sostenibilidad. Así, los establecimientos han sido certificados por la empresa Calitec, laboratorio agroalimentario, control de calidad y asesoría, en el proceso de implantación del sistema APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos). Además, en cada uno de ellos se realiza una correcta separación selectiva de los residuos, para el posterior aprovechamiento de la fracción orgánica y el reciclaje de plásticos, papeles y cartones.

A por la franquicia
Este 2012, que Gràcia ha iniciado con la incorporación de nuevos bocadillos en la carta de Hotdoks y con la clara apuesta por un perfil ecológico de sus especialidades (además de los bocadillos mencionados, Hotdoks ofrece hamburguesas de carne ecológica y helados ecológicos de la firma Bodevici), seguirá con más novedades. Y es que, el objetivo empresarial de los socios fundadores de Hotdoks Fast Casual Concept es consolidar la iniciativa, dotarla de una estructura adecuada y darla a conocer para seguir creciendo con nuevas aperturas de establecimientos en red propia en Cataluña e incluso inicial la expansión mediante establecimientos franquiciados. “En principio, -explica Gràcia- nuestro crecimiento tiene que ser contenido, para poder controlar muy bien la calidad de todo el concepto, tanto de los locales como de la oferta gastronómica, por eso, lo más natural es que nos abramos a la apertura de nuevos locales mediante franquicias pero por Cataluña”. JIsabel Acevedo