Ibersol se convierte en el segundo franquiciado de Burger King

Ibersol ha comprado los 31 establecimientos franquiciados de Burger King que gestionaba la familia Lurueña. De este modo, el grupo portugués de restauración se convierte en el segundo franquiciado de la cadena de hamburgueserías tras Zena. La decisión de vender sus restaurantes la tomó la familia Lurueña, como adelantó RESTAURACIÓN NEWS el pasado mes de febrero.

Con esta operación, que podrá haberse cerrado en treinta millones de euros, Ibersol, que ya es franquiciado de Burger King en Portugal refuerza su posición en España. Una posición que podría ser aún mayor si acaba comprado, como pretende, la cadena Telepizza. Ibersol cuenta con 250 restaurantes en el país vecino, donde prácticamente ha tocado techo. Por esta razón ha puesto sus ojos en España, pues el potencial de crecimiento es mayor.

Además de Lurca, la sociedad de la familia Lurueña que explotaba las franquicias de Burger King, ésta cuenta con dos sociedades dedicadas al calzado: Lurueña y Calzados Lurueña. Uno de los hijos del fundador de la compañía, Antonio Lurueña, vendió a mediados de 2005 su porcentaje en la compañía al resto de la familia y creó Montalur. Este grupo ha invertido en la cadena Cervecería 100 Montaditos. En el último año ha abierto cinco establecimientos de esta franquicia. Montagur será el franquiciado exclusivo de la cadena de bocadillos en ambas Castillas, Zaragoza, Asturias, Galicia y Cantabria.