Ibiza se salva de la crisis gracias a nuevos santuarios de ocio nocturno

Dependemos de que la gente salga a la calle con dinero en el bolsillo y lo gaste”, manifestaba a principios de temporada estival Pedro Ortiz, director de El Cigarral y durante los últimos cuatro años, presidente de la Asociación de Bares, Restaurantes y Cafeterías de Ibiza y Formentera, cargo que ha cedido esta temporada a Joan Riera, propietario del restaurante Ca n´Alfredo.

No le faltaba razón. Este verano no habrán tenido problema en las Pitiusas, pero quien ha barrido en materia de ocio y diversión han sido los epígonos de Café Ole (hoy Space), Ku (hoy Privilege), Amnesia o Pachá. Cuatro grupos que emplean cada noche a un millar de profesionales para atender a 30.000 clientes que se dejan por lo menos alrededor de un promedio de 60-90 euros. Esto les permite hacer una caja, entre los cuatro, de unos tres millones de euros. Buen registro, no cabe duda.

Ibiza ruge de nuevo pero, como animal que se precie, ha cambiado de piel. Ahora hay más dinero entre los protagonistas del ocio. Las empresas han jugado fuerte con creaciones de nuevos restaurantes como Lio por Pachá u Hoteles como Ushuaïa por la cadena Fiesta.

Restauración News aporta información sobre estos dos formatos de restaurante y hotel como ejemplos de que cuando la creatividad no es cicatera, el público responde.

Ushuaia, donde las camas no están sólo en las habitaciones
Uno de los puntales del nuevo boom ibicenco es la apuesta de Fiesta Hoteles, la cadena de la familia Matute, por lugares abiertos donde las camas balinesas y los espacios de ocio superan el standard y el confort de las habitaciones. Con la estancia, está incluido un amplio desayuno tipo bufé y se puede optar por un desayuno “a la carta” servido en el Magic & Chill Garden, junto a la piscina del hotel. Hay menús disponibles para celiacos (bajo petición).

El hotel consta de los siguientes restaurantes :
Minami con cocina tradicional japonesa. Junto al Lobby del hotel, cuenta con mesas de Teppanyaki, secciones privadas y un amplio jardín estilo Zen. El precio medio oscila entre los 20 y los 30 euros.

Beach Club Ushuaïa: cocina mediterránea con unos sutiles toques de cocina de autor. Pescados frescos, carnes al grill, amplia bodega de vinos y champagne. Localizado en primera línea de playa. Abierto cada día, mediodía y noche. También ofrece un servicio de comidas a la zona de la piscina y la playa, un área con barbacoa y parrilla con una gran variedad de sabrosas carnes, pescados y langostas, que pueden acompañarse con ensaladas frescas y divertidas, preparadas en el bar de ensaladas. Todo, en un agradable y exquisito entorno natural combinado con platos frescos.

Tiendas de campaña & boxes VIP, o sea espacios VIP exclusivo con servicios preferentes de alta calidad. Boxes privados para clientes preferentes, íntimos y totalmente equipados para el disfrute y confort de los más sibaritas.

Bares de cócteles, repartidos por los jardines, al lado de la piscina, en el Beach Club o cerca de la pista de baile.

Hall Bar & U-Club: junto al lobby, podrán encontrar el U-Club, un lugar desenfadado, con una decoración vanguardista, para tomar un café de día, o unas copas entre amigos escuchando buena música de noche.

Lío, de Grupo Pachá
Después de año y medio de planificación meticulosa, de reestructuración y renovación, Lío abrió sus puertas en junio donde se ubicaba Divino. El interior ha sido completamente reconstruido para dar cabida a un excelente restaurante con club y cabaret. Idea original de Ricardo Urgell, propietario de Pachá, Lío es un nuevo concepto de restaurante cabaret nunca antes visto en Ibiza. Situado en un lugar privilegiado en el puerto deportivo de Ibiza con inmejorables vistas a Dalt Vila.

El restaurante sirve cocina de fusión internacional y japonesa. Lío introduce la Robata: un estilo tradicional de la cocina japonesa elaborada en torno a la calidez y la energía de la parrilla Robata. Los comensales pueden ver a los chefs preparar sus platos desde la comodidad de su mesa, el bar o relajado en la impresionante terraza.

Contemporáneo con un toque ibicenco, Lío fusiona lo tradicional y lo moderno, simple y sensual, con una decoración cálida y materiales nobles para crear un espacio sofisticado inspirado por el arquitecto Jaime Serra Verdaguer, con un toque decorativo de David Alayeto y el arte de Luís Romero.

El grupo que patronea Urgell perpetúan así la búsqueda del súmmum del hedonismo nocturno ibicenco, basándose en los conceptos más elementales: comer, beber, espectáculo, música y baile.

El Hotel Pachá de Ibiza
Inaugurado en 2003, el Hotel Pachá, situado enfrente del club, es una innovadora propuesta en la que ocio, diversión y relax se combinan en un elegante edificio de carácter minimalista enriquecido con variados elementos decorativos en el que priman la amplitud y los grandes volúmenes. El edificio fue diseñado por el arquitecto José Ferrer Llaneras, en 1987. En 2001 fue adquirido por el Grupo Pachá con el propósito de convertirlo en el hotel capaz de reflejar la filosofía del Grupo Pachá: moderno, acogedor y con vida.

La rehabilitación y transformación del edificio de apartamentos, fue concebida y diseñada por Ricardo Urgell y Javier Reales. Se realizó en dos fases, la primera tuvo lugar en noviembre del 2002 y la segunda en octubre del 2004. Abierto todo el año, dispone de 53 junior suites y dos suites superiores situadas en el ático. Para la decoración de todas las suites se ha contado con la colaboración de tres artistas que exponen sus obras en las habitaciones, Toni Riera (fotógrafo), Willie Márquez (pintor) y Diego Portuondo (fotógrafo), que han querido ceder sus obras para el deleite de los huéspedes.

El restaurante está dirigido por el Chef Iñigo Rodríguez, procedente del País Vasco; tiene 31 años y trabaja en Ibiza desde 2005