Imanol Las Rozas se transforma en Asador – sidrería Sagasti

El Asador – sidrería Sagasti parte de la filosofía de Imanol Las Rozas para desarrollar un concepto adaptado a las últimas tendencias del sector, aunque la barra y la amplia variedad de ‘pintxos’ de vanguardia (2 €) siguen siendo el principal atractivo de este gran espacio con cuatro ambientes diferentes. A la barra se incorpora ahora la sidra del caserío de Astigarraga escanciada por profesionales. Esta bebida además se puede disfrutar en el asador bajo la modalidad de “Al troxt”, que significa “a discreción”, y consiste en una barra libre por 7,50€.

En el establecimiento la parrilla es la reina de la cocina y en ella se preparan besugos, rodaballos, rapes, chuletas y otras carnes y pescados de primera calidad. En la creación de su carta renovada ha participado el chef Pablo Vicari, formado en la prestigiosa Escuela de Cocina Luís Irizar

El local cuenta con dos terrazas, una para disfrutar de sus ‘pintxos’ al aire libre, también en invierno (40-50 personas), y otra aledaña al comedor principal (30 personas aprox.), más clásico y funcional, con mesas bajas de madera donde ofrece una comida más reposada a un total de 90 comensales.

Por otra parte, dos salones privados con capacidad para 40 personas, están disponibles para celebraciones empresariales y familiares, y una sala interior donde se pueden consumir ‘pintxos’ y raciones, completan la distribución del local que sólo cierra los domingos por la noche.