Infografía | La higiene cala entre los clientes de restauración

El coronavirus ha cambiado nuestros hábitos higiénicos y también nuestra percepción sobre su importancia en el día a día. El dicho de que un pequeño paso puede marcar la diferencia está más presente que nunca en nuestras vidas y buena prueba de ello son los resultados de la encuesta de Cleanity sobre hábitos de higiene. Y es que, según este informe, casi un 70% de los españoles desinfecta siempre sus manos con gel hidroalcohólico al entrar en un comercio o restaurante. 

Entre aquellos que sí cumplen con las normas de desinfección de manos al entrar en espacios públicos privados también hay diferencias. Una mayor parte, el 56,7%, recurre al gel hidroalcohólico a disposición de los clientes, mientras que un 9% opta por llevar y utilizar el suyo propio.

infografia clinity
Fuente: Cleanity

Fuera de los locales, problemas

Al salir del comercio o restaurante, la cifra se reduce. Según el estudio de Cleanity, solo un 43% vuelve a utilizar gel hidroalcohólico para desinfectar sus manos, a pesar de haber tocado superficies, dinero o productos en el establecimiento.

Cuando recurren al gel hidroalcohólico puesto a disposición de los clientes por el establecimiento, el 94% prefiere utilizar un dispensador de gel automático sin contacto, priorizando estos a otros sistemas como el bote o el dispensador manual, que suponen mayor contacto y su uso es menos cómodo.

Comportamientos generales en otros lugares

En general, fuera de casa, el 63% de los encuestados se lava las manos con agua y jabón en un baño, mientras que el 85% utiliza el gel hidroalcohólico y apenas un 4,5% recurre también a otros sistemas como toallitas húmedas.

Al hablar de espacios públicos concretos, el 95,5% de los encuestados señala que debería haber dispensadores de gel a disposición de los usuarios en el transporte público y los supermercados. Por su parte, el 92,5% cree que también debería haber este tipo de sistemas en tiendas, centros comerciales y restaurantes. En menor medida, pero con amplia representación, el 91% cree que deberían instalarse dispensadores en edificios públicos, al 90% les gustaría verlos en museos, cines y estadios deportivos y el 88% en hoteles.

En cuanto a las características del gel, los españoles lo preferimos más bien líquido (4 de cada 10), y con aroma suave (5 de cada 10), por encima de geles más espesos, con perfume u olor a alcohol.