Canel Rolls inaugura establecimiento en Barcelona

Canel Rolls, enseña perteneciente a Inversiones Venespor,  grupo de restauración propietario también de La Rollerie, y de los restaurantes-cafetería Roll Station, ha anunciado la apertura de su primer local en la provincia de Barcelona.

inversiones venespor canel rolls
Canel Rolls en Barcelona.

El nuevo establecimiento, que será gestionado en régimen de franquicia, está ubicado en la planta alta del Centro Comercial Ánecblau, en la localidad costera de Castelldefels. El local, cuenta con una superficie de más de 70 metros cuadrados, así como un área para recoger pedidos de particulares, capacidad para 38 personas e incluye novedades de diseño en cuanto al mobiliario y a la tapicería de la cadena.

El primero en Cataluña

Se trata del primer local de la cadena en Cataluña si bien no será el último dado que la enseña está muy interesada en implantarse en esta región estratégica. Con esta apertura Canel Rolls retoma su plan de expansión, centrado en consolidar su presencia en aquellas localidades más representativas para el grupo y su implantación en plazas en las que aún no tiene presencia.

Con esta ya son dos los establecimientos de la marca inaugurados en 2020.

Canel Rolls llega a Castelldefels, con una oferta que reúne una amplia variedad de productos dulces y salados, para todos los momentos de consumo diarios. De este modo, la compañía cubre las necesidades del público en cualquier franja horaria, desde sus famosos Rolls de Canela de múltiples sabores y variedades, hasta una cuidada sección de wraps, focaccias, ensaladas, baguettes, croissants, tequeños,… así como sus cafés fríos y calientes, smoothies, zumos naturales, granizados, etc.

El grupo

El grupo de restauración cuenta actualmente con 7 locales de la marca Canel Rolls, 7 establecimientos más operativos bajo la marca La Rollerie repartidos por las comunidad de Madrid Valencia y otros dos restaurantes más denominados Roll Station, en las mismas provincias.

Inversiones Venespor posee una plantilla cercana a los 200 empleados y dispone además de unas cocinas centrales, ubicadas en Alcalá de Henares, Madrid, con una superficie de 600 m2, en las que han invertido más de 2 millones de euros y donde producen gran parte de sus productos.