Después de un año 2020, durante el cual la expansión del grupo frenaba en seco por una simple cuestión de responsabilidad frente a la pandemia que se desataba a nivel global, Inversiones Venespor reanuda su actividad, afrontando 2021 con 4 o 5 nuevas aperturas en el primer trimestre. Hemos hablado con su fundador, José Luis Pérez de Dios, que puntualiza que dicha expansión se reanuda “entendiendo que, a lo largo de este año, las cosas van a ir mejorando y que el momento actual es propicio para negociar alquileres de locales en condiciones algo más ventajosas debido a la gran oferta existente en el mercado inmobiliario”.

Por Ana I. García

En la actualidad, el grupo está formado por tres marcas: La Rollerie, Canel Rolls y Roll Station. Por el momento, esta última es un concepto pensado para una expansión a través de locales propios. Los otros dos conceptos están destinados a la franquicia. Eso sí, como afirma Pérez de Dios “van dirigidos a perfiles de franquiciados muy diferenciados, como también lo son sus niveles de inversión. En ambos casos y según se van llevando a cabo la apertura de nuevos locales, vamos observando un interés creciente por formar parte de nuestro Grupo. Este interés se basa en la constatación de la buena marcha y del éxito de cada local que abre sus puertas”.

Por su parte, añade José Luis Pérez de Dios, “los consumidores se sienten atraídos por el concepto gracias a nuestra decoración cuidada, elegante y original. Sin duda son conceptos que captan la atención de quienes pasan por delante de ellos. Una vez nos visitan, comprueban nuestra dedicación al detalle. Desde la presentación del local y los platos, a la calidad de nuestra materia prima, pasando por una atención al cliente excelente. El objetivo es que siempre que nos visiten se sientan como en casa y es por eso por lo que contamos con una clientela fidelizada desde el principio”.

Los puntos fuertes de las marcas

Como explica su responsable, tanto La Rollerie como Canel Rolls tienen puntos fuertes en común. En primer lugar, la calidad de sus productos, unido a precios más que competitivos. Pero, además, los franquiciados gozan de unos costes de funcionamiento muy bajos “si los comparamos con la media del sector. Esto es posible gracias a una política de compra de materia prima que aúna la escogencia de la calidad con el producto al mejor precio posible”.

Interior del restaurante de La Rollerie abierto por Inversiones Venespor en Boadilla del Monte.
Interior del restaurante de La Rollerie abierto por Inversiones Venespor en Boadilla del Monte.

A esto se le suma la producción en las cocinas centrales del grupo de muchos de sus referencias, lo que permite concentrar poder de compra con optimización de costes. “Además, nuestro know-how ofrece la posibilidad de optimizar la cantidad de personal necesario en cada punto de venta logrando, de esta manera reducir los costes de personal de forma importante”, manifiesta Pérez de Dios.

Bajo estas premisas, aunque ambos conceptos (La Rollerie y Canel Rolls) están dirigidos a perfiles de franquiciados, éstos, repetimos son distintos. “El concepto de Canel Rolls, está enfocado al franquiciado que busca el autoempleo y obtener un interesante volumen de beneficios a final de año. La Rollerie, en cambio, debido a sus características propias y al nivel de inversión que requiere su puesta en marcha, se dirige a empresarios que quieran invertir en negocios que les permitan obtener un nivel de beneficio importante”.

La diferenciación de las marcas, no obstante, no se basa tanto en el target sino por el propio concepto en sí. Tanto Canel Rolls como La Rollerie, se dirigen a un público muy amplio. Son conceptos que puede disfrutar toda la familia. “En el caso de Canel Rolls, es un concepto enfocado al ‘fast food’ y cubre todos los momentos de consumo diario con una oferta muy surtida que se caracteriza por la calidad de sus productos. Por su parte, La Rollerie cuenta con una cocina non-stop mucho más elaborada, en la que sentarse a disfrutar, con una propuesta de calidad a un precio muy competitivo”, explica el directivo.

Llega la pandemia

Un punto común también para las marcas del grupo ha sido, como para todo el sector, la llegada de la Covid-19. Pérez de Dios reflexiona y concluye que “la situación en la que nos encontramos es muy diferente en función del local que tomemos como referencia. Obviamente, en conjunto, durante el pasado año hemos sufrido las consecuencias de esta pandemia, como el resto del sector. Como es lógico, en nuestro caso, los locales que más han sufrido y aún sufren esta situación, son aquellos que se han visto afectados por cierres y restricciones más severas, así como aquellos que se encuentran en el centro de grandes ciudades como Madrid, que han notado significativamente la caída del turismo a causa de la crisis de la Covid-19”.

Variada oferta de un local de Canell Rolls.
Variada oferta de un local de Canell Rolls.

Por otro lado, prosigue “estamos muy agradecidos con todos los clientes que acuden a nuestros locales que se encuentran en el extrarradio y en los centros comerciales. Ya que estos están contando con un importante flujo de clientes a lo largo de todo el día. Hecho que nos permite mirar con optimismo el futuro”.

Un futuro que se mira con optimismo y con las lecciones aprendidas. Como explica el responsable de Inversiones Venespor, “Desde nuestro punto de vista, creemos que ha quedado patente que todo tipo de empresa debe ser conservador en las épocas regulares para poder resistir situaciones o eventos extraordinarios como los que, en este caso, nos ha tocado vivir. Principalmente, porque hemos visto como las ayudas al sector ‘han brillado por su ausencia’. El mayor aprendizaje que deberíamos extraer de este último año es que nuestra única defensa ante situaciones como esta, es la autodefensa económica”.

El futuro inmediato

De este modo, como ya se ha comentado, durante el pasado año y por responsabilidad empresarial desde la firma se decidía reajustar su plan de expansión como consecuencia de la situación que se estaba viviendo. “De cara a 2021, no sólo mantenemos nuestros planes de expansión, sino que además los ampliamos. Tenemos varias aperturas previstas para este primer semestre para las que auguramos grandes éxitos”.

Grandes éxitos que han de llegar a pesar del momento y el trato dado al sector, puesto que José Luis Pérez de Dios considera que, efectivamente, “el trato al sector está siendo completamente injusto. La hostelería se ha convertido en la percha que recibe todos los golpes. Es cierto que pueden ocurrir contagios, pero como podrían darse en cualquier otro lugar, es evidente que no es el principal foco de contagio. Desde el sector de la hostelería hemos hecho un esfuerzo muy grande para garantizar la máxima seguridad a nuestros clientes. No sólo la de todos ellos, también la de nuestros propios equipos que trabajan cara al público”.

Costilla de Black Angus de la carta de La Rollerie.
Costilla de Black Angus de la carta de La Rollerie.

En la mayoría de los casos, continúa el directivo “respetamos a rajatabla las normas establecidas por los estamentos públicos. Las medidas de higiene y desinfección, así como los niveles de aforo y horario de apertura, en muchas ocasiones, suelen incluso ser mayores a las requeridas. Por ello, si creemos que, en muchas ocasiones, la hostelería se ha convertido en un enemigo tratado injustamente y, a consecuencia de muchas medidas que han perjudicado al sector, muchos compañeros se han visto abocados al cierre de negocios por los que llevaban años luchando”.

Pero, como decíamos, a pesar de estas circunstancias, el representante de Inversiones Venespor manifiesta que la perspectiva, de cara al 2021, “es seguir creciendo. No sólo con la apertura de nuevos puntos de venta, tanto propios como franquicias, sino que además contamos un plan de expansión de nuestras infraestructuras. Nos encontramos en pleno plan de implantación de una nueva sede central que albergará nuestras nuevas oficinas, la nueva fábrica y los almacenes del Grupo. Un proyecto innovador basado en la eficiencia energética de nuestras nuevas instalaciones y con el que pretendemos dar cabida al proyecto de expansión del Grupo para los próximos 15 años”.

“Sabemos que nuestras marcas están consolidadas y cuentan con una excelente reputación, fruto del trabajo y el esfuerzo invertido en ellas desde su creación. De cara un futuro próximo, lo que nos gustaría es verlas como marcas de referencia en cuanto a calidad y servicio”, concluye.