Invertir durante la recesión

Pero había algo más: El anuncio de la apertura este año de seis locales, uno de ellos para una nueva enseña, con una inversión de diez millones de euros. Para AN Grup la recesión en la demanda no existe. Como poco, van camino de alcanzar el tráfico del pasado año: 6 millones de clientes. Hay motivos, pues, para creer al portavoz del grupo en el desayuno: no conocen la crisis. Acaso por terceros colegas y competidores.

No nos extraña. Artemi Nolla, el fundador de AN Grup lleva quince años gestando el pequeño imperio que preside, sin prisa pero sin pausa. Un velado comentario sobre la existencia de un plan estratégico para 2009 nos hace prever buenas y nuevas noticias sobre el grupo. El sector necesita de muchos emprendedores como él. Los hay y ahora es el momento de que demuestren que pueden ser los firmes puntales de un sector de futuro: sin tener que congelar planes de expansión o de contratación de personal, sin acudir a prácticas que terminan por reducir el nivel de servicio.

Es la hora de las hormigas y no de las cigarras.