Italianos auténticos y atípicos

Así nació el concepto de restauración italiana Sorsi e Morsi, que de momento cuenta con dos establecimientos en la capital del Turia, que se vienen a sumar a la central de compras Il Magazzino y los otros restaurantes propios del grupo: La Pappardella y Pomodoro.
En el grupo Vicios Italianos, en el que a día de hoy trabajan sesenta personas, definen Sorsi e Morsi como “un restaurante auténticamente italiano pero no típicamente italiano, cuyo plato estrella – la pasta, como no – se cocina al cincuenta por ciento con recetas tradicionales y al otro cincuenta siguiendo tendencias de cocina más modernas”. Todo ello en un ambiente urbanita donde destacan los blancos, creado por la empresa valenciana de decoración Ideo. Sorsi e Morsi recibe clientes de todo tipo, desde los profesionales de oficinas cercanas al mediodía, hasta los veinteañeros que los fines de semana se acercan o las familias que reciben los domingos. Su oferta, basada en la pasta, se completa con una selección de antipasti (entremeses), ensaladas y piaditas, un plato típico este último, “desconocido, que se ha convertido en otra de las claves de nuestro éxito”, afirman los responsables de la empresa. El precio medio que suele situarse entre los 20 y 25 euros.
El concepto Sorsi e Morsi está creado para ser franquiciado, pero como reconocen en la empresa, “de momento, la crisis ha frenado nuestra expansión en el territorio español”. Aunque para un futuro más a largo plazo buscan franquiciados en poblaciones de al menos 50.000 habitantes, en locales con como mínimo doscientos metros cuadrados, en principio. También hay un proyecto para construir una cocina central.
Lo que ofrecen a sus socios es formación y reciclaje al personal y franquiciado, mediciones del nivel de satisfacción del público y una central de compras que lleva años funcionando: Il Magazzino.

Promoción en tiempos de crisis
Vicios Italianos ha lanzado varias acciones de marketing recientemente para atraer clientes a sus locales. Entre las últimas, destaca una oferta para grupos a partir de cuatro personas, que podían durante septiembre elegir un 2×1 en bebidas y postres. Y con el ánimo de posicionarse como un restaurante italiano familiar, Sorsi e Morsi durante todo el año todas las familias que acudan con niños a comer cualquier día de la semana tendrán gratis la comida de uno de ellos.
Pero además de las promociones, otras acciones de marketing tienen cabida en la empresa. Antes de verano, por ejemplo, los Sorsi e Morsi, Pomodoro y La Pappardella celebraron el primer Día del Vicio Italiano en la capital del Turia con dos jornadas en las que se fusionaron la cultura valenciana con la italiana y en las que también participaron locales de moda de la ciudad: Las Ánimas Puerto, Gato Negro, Marrasquino Carmen, Boh Bou y Cin cin. En los restaurantes se pudieron disfrutar aperitivos típicos italianos acompañados de cerveza y Lambrusco de forma gratuita y las cenas del viernes y el sábado estuvieron amenizadas por una animación teatral sorpresa. Hubo además un sorteo entre los clientes de cheques regalos, e invitaciones.
(www.sorsiemorsi.com)